Sam Smith
Sam Smith posa a su llegada para la ceremonia de entrega de los 58 premios Grammy de 2016 en el Staples Center de Los Ángeles, California (EE UU). EFE

Las graves secuelas que puede dejar el bullying en una persona solo puede saberlo aquel o aquella que lo ha padecido. Cuando consiguen, sin embargo y para horror de sus acosadores, triunfar como Sam Smith, el hecho de poder decirlo alto y claro es casi una obligación para ellos.

A pesar de todo, requiere mucho valor enfrentarte al acoso escolar. Y eso mismo es lo que ha hecho el cantante en una reciente entrevista con Jameela Jamil, una presentadora, actriz y modelo británica muy conocida en las redes por su activismo en diversas causas contra el racismo o el fatshaming (avergonzar a otros por su peso).

El músico, que ya reconoció que le costó aceptarse en la adolescencia debido no solo a que su cuerpo no entraba dentro de los cánones de belleza masculina, sino también por su homosexualidad, ha revelado ahora cómo fue para él enfrentarse a sus compañeros de colegio.

"Hace unos meses me senté con Jameela y hablé con ella sobre su increíble movimiento I Weigh", publicó en su Instagram Smith sobre el proyecto de Jamil acerca del pensamiento body positive.

Ver esta publicación en Instagram

POW 💥 @i_weigh @jameelajamilofficial

Una publicación compartida de Sam Smith (@samsmith) el15 Mar, 2019 a las 10:07 PDT

"Sé que suena dramático pero esa entrevista cambió mi vida por completo. Poder hablar tan abiertamente sobre los problemas de mi cuerpo y sentirme tan seguro mientras lo hacía fue realmente liberador", reconoció.

En dicha entrevista, Smith se confiesa emocionalmente. "Me hicieron una liposucción cuando tenía 12 años. Creo que en aquel momento estaba muy feliz por ello", dice el autor de Stay with me, quien hasta hace poco se sentía incapaz de posar sin camiseta.

Ver esta publicación en Instagram

In the past if I have ever done a photo shoot with so much as a t-shirt on, I have starved myself for weeks in advance and then picked and prodded at every picture and then normally taken the picture down. Yesterday I decided to fight the fuck back. Reclaim my body and stop trying to change this chest and these hips and these curves that my mum and dad made and love so unconditionally. Some may take this as narcissistic and showing off but if you knew how much courage it took to do this and the body trauma I have experienced as a kid you wouldn’t think those things. Thank you for helping me celebrate my body AS IT IS @ryanpfluger I have never felt safer than I did with you. I’ll always be at war with this bloody mirror but this shoot and this day was a step in the right fucking direction 👅🤘🏼🍑

Una publicación compartida de Sam Smith (@samsmith) el12 Feb, 2019 a las 10:15 PST

A continuación en la entrevista recordó una realidad más triste. "Tener 12 y una liposucción en el pecho es algo bastante importante. Yo estaba contento con la operación aunque realmente no cambió nada. Creo que tardé dos semanas en volver a ganar los kilos que me había quitado porque en ese momento no era consciente de la complicada relación que mantenía con la comida", comentó sobre su anatomía, objeto de las burlas de los otros alumnos.

"Un grupo de chicos de otro colegio solía insultarme mientras iba de casa a la estación de metro a mi casa. Me molestaba porque estaba con mis amigos y preguntaba si les daba vergüenza caminar a mi lado por culpa de esa gente que me gritaba", llega a revelar el artista.

Eso sí, Sam Smith prefirió no entrar en detalles sobre cómo se relacionaba dicho bullying con su homosexualidad en dicha entrevista (se puede ver completa debajo de estas líneas), puesto que, cree, es un tema del que ya se ha hablado largo y tendido. Y esa es su forma de combatirlo en pleno siglo XXI.