Andrés Lorite en la sala de prensa de la Diputación
Andrés Lorite en la sala de prensa de la Diputación PP - Archivo

En este sentido y en un comunicado, Lorite ha recordado, sobre la resolución del contrato del gerente de la Fundación Botí, Juan Antonio Bernier, que "desde el primer momento" el PP avisó "que era una persona que no reunía determinados requisitos de la convocatoria" para el puesto, y su cese esta semana "pone de manifiesto que tuvo peso en su nombramiento su vinculación con IU y que fuera persona de confianza de la presidenta, Marisa Ruz".

A este respecto, Lorite ha señalado que la sesión extraordinaria y de urgencia del consejo rector de la Fundación, en la que se acordó el cese de Bernier, "se celebró sin poder convocar al Partido Popular, ya que actualmente no tiene representante en él", y dicho representante popular "tiene que ser nombrado por el Pleno de la Diputación", pero "no ha habido opción, ya que la renuncia de María Jesús Botella se produjo durante la celebración del anterior" Pleno.

Por ello, Lorite considera que "se ha hurtado" al PP, "a sabiendas, la posibilidad" de informarse sobre el cese del gerente y los motivos para ello, y también la opción de "plantear las cuestiones oportunas y debatir", razón por la que, según ha insistido, "Marisa Ruz tiene que dar muchas explicaciones sobre la utilización caprichosa de los puestos de alta dirección".

El portavoz popular ha concluido afirmando que "éste es el punto y final a la historia de un fracaso en la gestión de Cultura por parte de Marisa Ruz en la Diputación de Córdoba y, en especial, en su gestión al frente de la Fundación Botí".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.