El estudio, que utiliza datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), asegura que el absentismo laboral en conjunto (justificado o no) en Galicia, supuso la pérdida de más de 25 millones de horas trabajadas durante el trimestre estudiado, lo que se traduce en un 5% del total de las horas pactadas y se sitúa por encima de la media nacional.

A nivel nacional, más de 873.000 trabajadores de media no acudían a su puesto de trabajo en el período analizado. Esto se correspondía con 234.000 que lo hacían pese a no tener una baja y unas 640.000 que sí contaban con una incapacidad laboral. En total, a causa del absentismo laboral, se perdieron casi 400 millones de horas no trabajadas.

En cuanto a los sectores en España, Randstad ha destacado que la industria es donde se registra el mayor absentismo, con un 4,8%. El siguiente es el sector servicios, con un 4,5%, mientras que la construcción es donde se produce el menor porcentaje, con un 3,3%.

SECTORES CONCRETOS

Los sectores concretos que han registrado menores tasas de absentismo durante el tercer trimestre de 2018 han sido los relacionados con el empleo (2,4%), venta y reparación de vehículos de motor (2,6%) y actividades de alquiler (2,6%).

En cuanto a los de mayor nivel de absentismo se encuentran las actividades de juego de azar y apuestas (7,4%), asistencia en establecimientos residenciales (7,1%) y fabricación de vehículos de motor (7%).

Al tener en cuenta la comunidad autónoma donde reside el profesional, el absentismo es más grave en País Vasco (5,5%), Castilla y León (5,2%) y Asturias (5,1%). Galicia y Navarra se sitúan de cuarta posición, ambas con un 5%.

Asimismo, los mayores aumentos de absentismo con respecto al segundo trimestre de 2018 los registraron Aragón (0,82%), Castilla-La Mancha (0,41%) y Navarra (0,38%). El absentismo laboral sin justificar con una baja médica experimentó el mayor descenso en Galicia (-0,28%), Cataluña (-0,22%) y Cantabria (-0,20%).

Consulta aquí más noticias de A Coruña.