Según explican en la iniciativa puesta en marcha a través de Change.org, la menor tiene actualmente 14 años, fue adoptada internacionalmente con nueve meses y "en la medida que ha ido creciendo se le han ido detectando distintas patologías, entre ellas síndrome alcohólico fetal y discapacidad intelectual del 79 por ciento".

A pesar que sus progenitores y sus tres hermanos han adaptado su situación "para seguir adelante" y para que Carolina tenga "una vida digna", "desde hace casi un año la situación se ha agravado mucho".

Tal y como han explicado los padres, a través de la plataforma, Carolina tiene crisis de conducta, pierde el control, con autolesiones y agresiones físicas a las personas del entorno, familiar, escolar y social, y esto provoca

la activación del servicio de emergencias 112 "con muchísima frecuencia", cuyos profesionales "la trasladan al servicio de urgencias y le administran una fuerte medicación para sedarla, como benzodiazepinas y neurolépticos".

"Dada esta situación, hemos solicitado de forma reiterada el auxilio de los distintos servicios de la Junta de Castilla y León, y hemos observado una absoluta falta de coordinación entre las distintas consejerías y una nula voluntad en querer asumir la realidad que está sufriendo nuestra hija y nuestra familia", han reseñado en la campaña de búsqueda de firmas.

Actualmente, la menor está escolarizada, por mediación de la Consejería de Educación, en un centro de educación especial en Salamanca, con régimen de jornada completa, aunque con el acuerdo de iniciar con una reducción de jornada y "así hacer una integración progresiva en el centro", pero en los últimos días, "ni siquiera ha podido completar la jornada de mañana pues se han activado todos los días los servicios de emergencias del 112, siendo necesaria la sedación", han explicado.

Según ellos, "se ha demostrado que este lugar no está capacitado" para atender a Carolina, y "en tanto no se aborde el problema sanitario, no se podrá dar una respuesta adecuada a esta situación".

Asimismo, han explicado que los Servicios Psiquiátricos que atienden a su hija señalan "de forma continuada" que el problema que ella padece "solo puede solucionarse mediante la intervención de un recurso sociosanitario, el cual pasa por el internamiento en un centro adecuado para reducir la medicación y estabilizarla".

A pesar de ello, tal y como han destacado, "la Consejería de Sanidad hace caso omiso a esta demanda, y plantea como única opción derivarla a la Consejería de Educación, para seguir por la peregrinación de centros educativos como hasta ahora", que son siete hasta ahora.

"Es una solución aberrante para nuestra hija, pues en ninguno de ellos tienen los medios suficientes para poder hacerse cargo de ella y atenderla como necesita", han continuado los padres, quienes han reseñado la existencia de "dos centros adecuados para ella".

Uno de ellos está en Santander, cuyo coste los padres aseguran que no pueden "soportar", aunque "sí tiene convenio con diversas comunidades autónomas". Y el otro centro se ubica en León, aunque está orientado para adultos, "en el que podría hacerse una excepción" para atender a Carolina, han remarcado en la búsqueda de apoyos en forma de firmas.

"Solicitamos la implicación de las administraciones públicas para que se dé una respuesta adecuada para la situación que está atravesando nuestra hija de 14 años y dejen de lavarse las manos. Los derechos a la sanidad y a la protección de la dignidad de nuestra hija se están viendo vulnerados", han apostillado.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.