Carril bici Barcelona.
Un ciclista circulando por el carril bici de Barcelona. Ayuntamiento de Barcelona

El gobierno municipal de Ada Colau deja como legado a las puertas del fin del actual mandato la segunda gran tanda de carriles bici de Barcelona y, con este fin, ha aprobado este miércoles el proyecto constructivo de nuevos carriles bici de la ciudad que como principales objetivos quiere reducir la cifra de carriles en la acera y llevarlos al nivel de la calzada y transformar ejes ciclistas de doble sentido en unidireccionales. Estas son dos demandas de las entidades ciclistas que ahora pasa a contemplar el Ajuntament.

Este nuevo trazado permitirá aumentar en 45 kilómetros la red actual de 209 kilómetros de carriles bici de la ciudad. El consistorio celebra que el 99% de los barceloneses ya disponen de red ciclista, es decir, carriles bici, zonas 30 o vías pacificadas, a menos de 150 metros de sus casas.

El presupuesto total de esta nueva segunda red para el uso ciclista asciende a 28,2 millones de euros aunque la licitación de cada paquete de carriles se irá haciendo paulatinamente a partir del próximo mandato municipal y siempre que el gobierno entrante quiera hacer uso del proyecto técnico que deja cerrado Colau.

La importancia de la movilidad en bicicleta es creciente en la capital catalana y cada día se producen 205.000 desplazamientos en este medio de transporte sostenible. La regidora de Mobilitat, Mercedes Vidal, ha especificado que entre los carriles que se quieren poner a nivel de calzada para aumentar la seguridad de los transeúntes y evitar conflictos entre estos y los ciclistas hay tramos de la avenida Diagonal o de la Gran Via, dos grandes ejes de la ciudad "muy importantes y utilizados". 

Los ejes ciclistas bidireccionales que se quieren modificar se han escogido por su mayor uso, como por ejemplo, un tramo de Travessera de Gràcia. En paralelo a esta ampliación, hay actualmente tres carriles bici en construcción en el Eix Glòries (Meridiana entre Glòries y la calle Mallorca), el Eix Sants (Consell de Cent entre Tarragona y Creu Coberta) dentro de las actuaciones de la superilla de Sants-Hostafrancs y el Eix Besòs (Pere IV entre Selva de Mar y Rambla Prim).

En paralelo a la ampliación de la red para la bici se han aumentado los aparcamientos para bicis en superficie, que en 2018 llegaron a las 34.859 plazas.

Un carril bici, por primera vez, en plaza Catalunya

Por primera vez, la plaza Catalunya podría albergar un carril bici que la conectaría con la plaza Universitat por la Ronda de Sant Pere.

El desarrollo del proyecto ejecutivo decidirá si el carril bici de Ronda de Sant Pere (una vía muy congestionada por el vehículo privado y los autobuses urbanos e interurbanos que tienen parada en esta calle) puede convivir pacíficamente junto a las zonas de carga y descarga y las paradas de taxi.

Desde la histórica entidad Amics de la Bici lamentan que el de Colau, un ejecutivo «teóricamente pro bici», se haya negado «de lleno» durante este mandato a cambiar la normativa de la bici. Albert García, uno de sus miembros, afirma que ellos, como asociación, no cuentan cuántos kilómetros nuevos de carriles bici se crean sino «que los trazados no comporten problemas a los ciclistas».

Este desencuentro se plasmará en la Festa de la Bici del próximo 24 de marzo, fiesta a la que no asistirá Amics de la Bici.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.