Menores extranjeros no acompañados en Ceuta
Menores extranjeros no acompañados en Ceuta PEDRO ARMESTRE /SAVE THE CHILDREN

Una pelea la noche del sábado al domingo entre dos grupos de jóvenes en la Zona Franca de Barcelona acabó con tres 'menas' heridos leves, que fueron evacuados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al CAP Manso, según ha avanzado el diario 'El Periódico' y han confirmado fuentes del SEM.

Desde los Mossos han apuntado que recibieron un aviso a través del 112 pero que cuando llegaron ya no quedaba nadie. Un testigo sí que les habría dicho que en la pelea habían menores tutelados implicados.

La secretaria de Infancia, Adolescencia y Juventud, Georgina Oliva, ha explicado a TV3 que el incidente se produjo entre cinco menores del centro de la Zona Franca y cinco jóvenes del barrio, pero que era una disputa "por temas de adolescentes", sin connotaciones "racistas".

Oliva ha apuntado que aquí no hay componente racista porque no se produjeron gritos xenófobos ni tampoco hay una reiteración, como en el caso de Castelldefels. "Fue una pelea de 20 minutos", ha concluido.

Por otro lado, ha quitado hierro a la comunicación interna que la DGAIA ha enviado a los centros pidiendo que se informe si sufren ataques o agresiones de algún tipo. Oliva ha indicado que no se trata de una comunicación a partir de este último incidente, sino que periódicamente se va pidiendo información a los centros y preguntando qué necesidades tienen.

El Govern apuesta por extremar la comunicación con los vecinos

El Govern apuesta por extremar las acciones de comunicación con los vecinos cuando se decida instalar un centro para 'menas' en un municipio. La secretaria de Infancia, Adolescencia y Juventud, Georgina Oliva, ha explicado que están terminando un "protocolo de aterrizaje", una pauta para facilitar la comunicación entre ayuntamientos, Generalitat, entidades gestoras y vecinos.

Es una iniciativa derivada de las peticiones de los entes municipales, ha indicado en una entrevista a TV3, donde ha remarcado que entre las muchas cuestiones que se detallan en este protocolo habrá que poner el foco en la comunicación con la vecindad, pero también en la opción de las familias acogedoras y de los proyectos de mentoría, una posibilidad que desde el Govern se quiere potenciar.

Después de reiterar su rechazo al ataque "xenófobo" en un centro de Castelldefels, Oliva ha reivindicado que después de entomar el golpe de 2018 con un incremento muy importante de los menores extranjeros no acompañados que llegaban a Cataluña, ahora el Govern tiene una hoja de ruta, una estrategia que quiere garantizar la acogida, pero también garantizar la inclusión social y la emancipación.

En este sentido, ha añadido que no se ha negado nunca que la llegada de estos menores "tensiona el sistema y tensiona la sociedad", pero ha insistido que ahora hay una planificación que el año pasado no estaba, y que está muy centrada en la emancipación.

En este sentido, ha defendido que el centro de Castelldefels era de emergencia, donde la prioridad es ver como están los menores. Ha explicado que se les daba clases de catalán y castellano, porque es lo primero que tienen que aprender para poderse adaptar.

Oliva ha destacado que hay 400 chicos que dan clases de catalán con el Consorcio de Normalización Lingüística, 200 más están en programas de nuevas oportunidades y otros 200 se incorporarán en las próximas semanas. Además, hay 30 parejas de mentores y 30 más previstas también próximamente.

También ha querido insistir en que la delincuencia o el consumo de cola es minoritaria entre estos menores. "En muchos municipios donde se dice que se ha incrementado la delincuencia por los 'menas' después con datos objetivos se demuestra que no es así", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.