Guardería
Aula de una guardería. Archivo

El próximo curso 2019-2020 contará finalmente con un total de 118.804 plazas –12.644 en centros públicos y 106.160 en privados– para el primer ciclo de Educación Infantil, lo que supone un incremento de 4.176 plazas respecto al curso pasado, es decir, un 3,5% más.

Así lo ha anunciado este lunes el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que ha destacado que, a pesar del descenso de la natalidad, se han ofertado más vacantes. Y es que su departamento, ha manifestado, tiene "la intención de seguir ampliando y mejorando la conciliación familiar, de transmitirle a la sociedad que los niños deben tener esta oportunidad porque está demostrado científicamente que tienen mayores y mejores estímulos y mejores resultados a lo largo de su trayectoria escolar".

Hasta 93 nuevos centros han solicitado este año adherirse al programa de la Junta, frente a los 41 que lo hicieron el pasado año, por lo que la cifra total de escuelas infantiles y centros de Educación Infantil ascenderá a 2.024 en toda la comunidad. De estos, 171 son de titularidad pública y 1.853 adheridos.

El proceso de escolarización de esta etapa arranca el próximo viernes con la solicitud de reserva de plazas para los niños que ya estaban matriculados en el curso anterior. El proceso de solicitudes para nuevas admisiones se desarrollará entre el 1 y el 30 de abril.

Para el curso 2019-2020, como novedad, las familias podrán pedir, además del centro prioritario, otros tres más de forma subsidiaria. En todos los centros, tanto los de la Junta como los privados, el documento de matrícula incluirá una estimación de la bonificación y del coste final, de manera que los padres y madres puedan tener una previsión del gasto ya en el mes de julio. Además, la convocatoria abierta de admisión entra en vigor este curso, con cinco procedimientos de selección para facilitar el acceso a las ayudas.

Imbroda ha confiado en que a lo largo de la presente legislatura se pueda ir alcanzado, "progresivamente", el 100% de la gratuidad en esta etapa educativa.

"Preocupación" en el sector

En relación al sector, el consejero ha admitido que "existe una preocupación porque el precio por plaza está congelado desde el año 2009". Concretamente, el tope máximo legal establecido se mantiene en 278,88 euros al mes –209,16 por ocho horas socioeducativas y 69,72 por el servicio de comedor–, mientras que el coste mínimo, que se fijó para "ganar en competitividad sin menoscabar la calidad del servicio", es de 247,51 euros. "Tenemos que ver qué podemos hacer con los recursos disponibles para ayudar y colaborar, porque queremos que el sector nos vea cerca de ellos", ha dicho Imbroda.

Así, el consejero ha señalado que, "dentro de una situación compleja por la prórroga de los presupuestos y por la elaboración de los de 2019 y 2020", su departamento se ha dado de plazo "hasta final de curso para hacernos nuestra composición de lugar" y poder desarrollar su "plan de acción". En este tiempo, Imbroda tiene previsto visitar todas las provincias andaluzas –ayer estuvo en Almería– para "conocer la realidad e intercambiar impresiones con la comunidad educativa", porque "la educación y el deporte tienen que partir de las aulas, no de las salas legislativas".

El consejero de Educación también ha explicado, en relación a la inclusión de niños con discapacidad, que "es un tema complejo" porque "habrá niños que requieran una atención especial, personalizada, y otros que puedan formar parte de un centro ordinario". Y ha insistido en que "conviene no jugar, ni ser frívolos" con el asunto. "No todos estos niños pueden tener acceso a un centro ordinario con lo que ello supone. Hay que valorarlo bien, pero la inclusión dependerá del grado de discapacidad", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.