La intención de esta actividad ya veterana es que el público asistente pueda realizar una ruta gastronómica por los establecimientos participantes, a la vez que conocen los tesoros históricos y monumentales de la villa. El concurso lo organiza el Ayuntamiento de Almazán, con la colaboración de la Red de Ciudades y Villas Medievales.

La presentación de las tapas tuvo lugar el pasado lunes 25 de febrero en el Centro Cultural Tirso de Molina. En el concurso, los cocineros tratan de sorprender con su originalidad tanto a la clientela como al jurado del Concurso.

Los establecimientos que presentan pinchos a concurso son los bares El Puerto, La Arboleda, La Estación de Renfe y La Calle; los hostales El Arco, Puerta de La Villa, El Rincón del Nazareno y Tirso de Molina; los hoteles Antonio y Villa de Almazán, y los restaurante Mateo's y Sabores.

Todos los pinchos representan una exaltación de la cocina en miniatura, a partir de la utilización de ingredientes 'medievales'. Así, los cocineros solo pueden elaborar sus recetas con productos que ya existían en la península antes del descubrimiento de América.

Consulta aquí más noticias de Soria.