En un comunicado, UGT ha indicado que "el resto de compañeros allí presentes tuvieron que intervenir de manera rápida para evitar que se consumara la agresión física".

La delegada sindical fue trasladada de inmediato al Centro de Salud de Almonte con una crisis de ansiedad, desde donde, tras ser tratada por el equipo médico del citado centro, se dirigió a la Comandancia de la Guardia Civil de Almonte para interponer la correspondiente denuncia.

El sindicato ha explicado que, a través de su delegada sindical, "desde al año 2014 viene informando a la dirección de la Fundación Doñana XXI de la situación de presión psicológica a la que están sometidos todos los empleados de la plantilla por parte de la esposa del que fuera alcalde de Almonte Francisco Bella, también trabajadora de dicho ente".

"Acusaciones falsas, difamaciones y acoso en redes sociales tanto a la propia delegada como al resto de trabajadores de la fundación se repiten continuamente, sin que desde los niveles de mando de la fundación se tome medida alguna", ha agregado el comunicado de UGT, que ha recordado que "algunas de estas acciones también fueron denunciadas en su momento en la propia Inspección de Trabajo".

El sindicato, a través de su Federación de Empleados y Empleadas Públicos en Huelva, además de condenar enérgicamente este tipo de acciones tan "deleznables, machistas y cobardes", ha puesto la "abundante información acumulada" durante estos años en manos de sus servicios jurídicos, "quienes procederán a actuar de inmediato en defensa de su propia delegada, y del resto de empleados de la Fundación Doñana XXI, también víctimas de esta lamentable situación".

La Fundación Doñana XXI da cobertura a todos los pueblos del entorno del Parque Nacional de Doñana, cuya función principal es el desarrollo integral y sostenible de la comarca, a través de iniciativas empresariales y culturales.

Consulta aquí más noticias de Huelva.