Visita del equipo de Gobierno al Monasterio de Santa Catalina
Visita del equipo de Gobierno al Monasterio de Santa Catalina EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Valladolid ve necesario "mucho esfuerzo" y una "inversión muy grande" para rehabilitar la parcela del Monasterio de Santa Catalina de Siena, recientemente adquirido por el Consistorio, al que plantean dotar de usos diversos de "centralidad" en los que caben los sociales, culturales, deportivos e incluso hoteleros.

El equipo de Gobierno municipal, casi al completo, ha visitado esta inmueble situado entre las calles Santo Domingo de Guzmán, San Quirce y San Agustín, y en el que ya se han comenzado a realizar los primeros trabajos previos consistentes en el inventario de todo lo que contiene este antiguo convento que data del Siglo XV.

El regidor vallisoletano ha explicado que en este inmueble, al que ha definido como "una joya" por ser "el último gran terreno libre del centro de la ciudad, caben "todos los usos" y se pueden contemplar varios juntos, como cultural, museístico, cultural o deportivo, y también hotelero, aunque Puente ha querido dejar claro que por el momento "no hay nada cierto".

Lo que ya es seguro es que este inmueble ha sido adquirido por el Ayuntamiento hace unos meses por un precio ligeramente inferior a los 6 millones de euros, una operación que Puente ha calificado de "interesante" y, de hecho, se ha felicitado por ella pues augura que será "rentable desde el punto de vista social".

A juicio del alcalde de Valladolid se trata de un espacio "de un tremendo valor patrimonial, con encanto" y "desconocido para mucha gente", por lo que uno de los valores que cree que tendrá el proyecto es darlo a conocer "después de muchos años dedicado a la clausura". De hecho, el cronista oficial de la ciudad, José Delfín Val, que ha acompañado al equipo de Gobierno en la visita ha apuntado que se ha especulado siempre con que Juan de Juni podría estar enterrado bajo el suelo de la Iglesia del convento.

En todo caso, el primer edil ha advertido de que el proyecto que se lleve a cabo en este recinto será muy positivo para la ciudad pero también requerirá de "mucho esfuerzo económico" y de un estudio muy serio así como de una "gran inversión", de tal modo que ha recalcado que ya advierte la necesidad de colaboración externa tanto de otras administraciones como de entidades privadas.

En el caso del convento de Santa Catalina, Óscar Puente ha hablado de la posibilidad de la que se ha hablado ya de instalar la sede de la Fundación Miguel Delibes, a lo que ha sumado espacios expositivos, alguna dotación para los mayores de la zona centro, zona deportiva en la que cabría incluso una piscina y hasta un hotel.

Pero todo ello, ha puntualizado el alcalde socialista, se deberá llevar a cabo con "sostenibilidad" tanto para la financiación de las obras como para el mantenimiento de las instalaciones una vez se aborde la rehabilitación.

EL "VALOR" DE DARLO A CONOCER

Óscar Puente espera abordar un proyecto "atractivo y útil" con el que cubrir algunas de las necesidades que considera que tiene la zona centro de la ciudad, por lo que atisba posibilidades de todo tipo y "probablemente juntas". En este sentido, Saravia se ha referido al término "usos de centralidad", mientras que Puente ha puesto como ejemplo el proyecto de Bilbao con la antigua Alhóndiga, que actual acoge espacios culturales, de exposiciones, salas de cine y piscinas.

La parcela tiene una superficie total de una hectárea, de las cuales más de 6.000 metros se encuentran construidos, por los que 3.100 están libres, buena parte de ellos en un gran patio de 128 metros de largo y 50 metros en su parte más ancha cuya tapia da a la calle San Quirce.

En este sentido, Manuel Saravia ha puntualizado que el proyecto que se lleve a cabo tendrá "mucho recorrido" pues hay que "hacer muchas cosas". Por el momento, se trabaja ya en alguno de los pasos iniciales que se deben afrontar antes de la rehabilitación, como es el inventario de los bienes que contiene, del que ya se encarga personal del Área de Cultura.

También se han mantenido contactos ya con el Colegio de Arquitectos para realizar el trabajo de Fotogrametría que sirva para definir con precisión las distintas construcciones que se incluyen en el convento y las épocas de las que datan, pues aunque su primera construcción data del Siglo XV, se han añadido multitud de partes posteriormente.

Un tercer paso previo será la limpieza de los patios, de lo que se encargará próximamente el Área de Medio Ambiente, y también se deberá apuntalar alguna zona del espacio de las antiguas celdas de las monjas, para lo que será necesario el permiso de Patrimonio.

Saravia también ha puntualizado que todo el proyecto estará condicionado por que la totalidad del inmueble está catalogado como Bien de Interés Cultural, "hasta la carpintería de aluminio", ha ironizado, por lo que las modificaciones que se lleven a cabo deberán pasar por Patrimonio.

José Delfín Val ha añadido que el de Santa Catalina ha sido "uno de los conventos más importantes" de la ciudad desde su apertura en el Siglo XV por patronazgo de nobles como los Cabeza de Vaca -el matrimonio está enterrado en el interior y está simbolizado por dos estatuas sedentes-.

El cronista ha añadido que está formado por una "magnífica estructura arquitectónica", que se sometió a múltiples ampliaciones y reformas, como la del siglo XVII en la que participó el arquitecto Pedro Mazuecos. Llegó a albergar a más de 100 monjas, "todas de familias de buena posición social" ya que era "un honor" tener a una hija dedicada la clausura en este convento.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.