De la A a la Z, estos son los tipos de turismos que ofrece el mercado
La clasificación de los coches varía según la tipología de la carrocería y la distribución interior. Freepik

Según la tipología de la carrocería o el segmento comercial al que pertenecen, hay una gran variedad de clasificaciones de vehículos que conviene conocer si se busca comprar un coche. Por eso, hay términos básicos que hay manejar con soltura para asegurar una búsqueda efectiva y que se amolda a las necesidades de cada comprador.


Así se clasifican los turismos en el mercado del motor

  • Berlina. A diferencia del sedán (muy parecido en cuanto a morfología exterior), en las berlinas la luna trasera sí forma parte del maletero, por lo que hay acceso a la zona de carga desde el habitáculo. Las hay del segmento D, E y F, según las necesidades del conductor.
  • Compacto. Estos 'hatchback' pertenecen al segmento C, con longitudes de 4,2 a 4,5 metros, y son la mayor parte de los modelos en venta en el mercado. De carrocerías y acabados para todos los gustos (ejemplo de ello son los 'hot hacth', o compacto deportivo), son perfectos para familias que se mueven tanto en ciudad como en carretera. Opel Astra y Ford Focus son grandes embajadores de este segmento.
  • Crossover. Aunque muchos tienden a confundir el SUV y el crossover, existen diferencias entre ambos. En este caso, es un cruce entre un turismo y un todoterreno. Su particularidad es que cuenta con las características dinámicas del primero y la estética del segundo. El Nissan Qashqai o el Dacia Sandero forman parte de este grupo.
  • Deportivo. Se caracterizan por tener diseños atractivos, motores muy potentes, y velocidades máximas que superan los 250 km/h. De estilo coupé y descapotable en gran parte de los casos, son grandes embajadores de este grupo el Mercedes-AMG GT R o el Pagani Zonda.
  • Familiar o ranchera. Derivados de compactos, sedanes o berlinas, estos modelos destacan por la longitud de sus habitáculos, por los techos altos y por poseer maleteros grandes aptos para grandes familias. Con versión campera o normal, los modelos actuales que forman parte de esta clasificación son Škoda Superb Combi o el Mercedes-Clase E Estate.
  • Monovolumen. También conocidos por sus siglas en inglés MPV (Multi Purpose Vehicle), es un segmento poco usado en la actualidad, debido a la creciente demanda de los SUV. Su interior se reparte en un solo volumen y están indicados para planes familiares y de ocio (como, por ejemplo, para practicar deportes al aire libre), siendo el Renault Scénic y Peugeot Traveller son buen ejemplo de ello.
  • Sedán. Aunque tiende a confundirse con la berlina, el sedán es un turismo de tres volúmenes, en el que desde el compartimento de carga no se permite el acceso al habitáculo, ya que cuenta con una tapa rígida que los separa. El Mazda 6 Sedán o el Audi A3 Sedán forman parte de este grupo.
  • Subcompacto. Con tres, cuatro o cinco puertas, y una longitud de 3,9 a 4,3 kilómetros, son modelos ideales para viajes cortos con cuatro personas como máximo. Se corresponden con el segmento B y la mayoría están disponibles en versión familiar, a modo de sedán o berlina. El Peugeot 208 y el Renault Capture son un buen ejemplo de subcompacto.
  • SUV o todocamino. Son coches mixtos, porque combinan las características de un turismo con la robustez propia de los todoterrenos. De hecho, los SUV se han convertido en la mejor alternativa a los monovolúmenes, desplazándolo a estos últimos del mercado automovilístico. El Volvo xc60 y el Alfa Romeo Stlevio son algunos de los SUV actuales.
  • Utilitario o urbano. Estos modelos pertenecientes al segmento A se caracterizan por su tamaño reducido (entre 3 y 3,7 metros de longitud; y de tres a cinco puertas), ya que están pensados para circular por ciudad y facilitar las maniobras. Perteneciente a la familia de los 'hatchback', pues se accede al maletero desde un portón trasero, destacan en la mayoría de los casos por ser de gasolina y tener un coste bajo. El Seat Mii, el Fiat 500 o el Hyundai i10 son un buen ejemplo de urbano.