Los coches SUV: ¿qué cson y por qué están de moda?
Los coches SUV se ha hecho un hueco en el mercado automovilístico. Pixabay

Los coches SUV también llamados 'todocaminos' se han convertido en uno de los vehículos estrella de las carreteras, pero ¿qué son y por qué están de moda?

El acrónimo SUV significa 'Sport Utility Vehicle' que traducido al español hace referencia a los vehículos deportivos utilitarios. Son coches mixtos porque combinan las características de un turismo, con la robustez propia de los todoterrenos ya que su aspecto exterior es parecido al de los 4x4.

Este tipo de vehículos compactos están pensados tanto para la ciudad como para la carretera. Son coches manejables, pero a la vez con una gran adherencia a diferentes tipos de superficies.

Los coches SUV comenzaron a popularizarse en la década de los 90 y a día de hoy se han convertido en el vehículo ideal para muchas familias. Son coches fáciles de conducir y se adaptan fácilmente a diferentes tipos de terreno.

Sus techos son altos y su interior es amplio y confortable. Algunos de ellos tienen hasta siete plazas, ideales para viajes familiares y para transportar equipaje sin tener que preocupase del espacio.

Una de las diferencias principales entre un SUV y un todoterreno es que, al ser más pequeños, los SUV, por lo general, suelen consumir menos combustible. Además, los todoterrenos tienen tracción a las cuatro ruedas y neumáticos más grandes.

Los coches SUV se ha hecho un hueco en el mercado automovilístico como una alternativa a los monovolúmenes. Tanto es así que las marcas se han visto obligadas a adaptarse a las exigencias del consumidor y la mayoría de ellas ya cuenta con un SUV en su catálogo. Firmas como BMW, Audi, Toyota, Volkswagen o Volvo son un ejemplo de ello. 

Los SUV o todocaminos de tamaño medio, con 288.870 unidades, han sido junto con los vehículos utilitarios (289.413 de unidades), los segmentos que más ventas de vehículos han aglutinado en España en 2018, un año que ha cerrado con 1.321.438 unidades matriculadas, un 7 % más que en 2017, según se desprende de los datos facilitados por las asociaciones de fabricantes (Anfac), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam).