El Sindicato de Enfermería, Satse, se ha reunido este martes en Bilbao con la Agencia Europea de Salud Laboral (EU-OSHA) para exigir una norma que asegure la "protección de la salud" de los profesionales sanitarios que manejan medicamentos peligrosos. "Las enfermeras, son especialmente vulnerables, ya que son las principales encargadas de la preparación y administración de estas sustancias", ha apuntado el sindicato.

En un comunicado, el sindicato ha recordado que, recientemente, el Consejo de Europa, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo ha acordado una modificación de la Directiva Europea EU 2004/37, para incluir estos medicamentos como elemento de riesgo en el trabajo, tal y como venía reivindicando el sindicato. Esta será votada en el mes de marzo en el Parlamento Europeo.

Satse ha señalado que, actualmente, "no existe a nivel europeo ni estatal, ninguna legislación que aborde los riesgos que supone para el personal del ámbito sanitario la exposición a estos medicamentos, riesgos que incluyen, por ejemplo, el desarrollo de algún tipo de cáncer, o en caso de embarazo, malformaciones fetales o abortos".

Según datos de la Agencia Europea de Salud Laboral, se estima que en Europa hay más de 12,7 millones de profesionales de la salud potencialmente expuestos a medicamentos peligrosos y de estos 7,3 millones son enfermeras. Estas mismas estimaciones indican que en Europa la exposición laboral a estos medicamentos da lugar a 1.467 muertes de profesionales de la salud, ha subrayado Satse.

ENCUENTRO EN BILBAO

En el encuentro que ha tenido lugar en Bilbao, han participado, por parte de Satse, su secretaria de Relaciones Internacionales, Esther Reyes; el secretario general de Euskadi, José Antonio de Leniz; y la responsable de Salud Laboral de Euskadi, Carmen Vide. Por parte de la Agencia Europea de Salud Laboral, han acudido su directora general, Christa Sedlatschek, y William Cockburn, Jefe de Unidad.

Durante la reunión, el Sindicato de Enfermería ha recordado que la utilización de medicamentos peligrosos, no solo antitumorales sino otros de uso muy frecuente, "no ha parado de crecer en los últimos años, con el consiguiente riesgo para los profesionales".

Desde Satse han reclamado una Ley que "asegure la protección de los profesionales sanitarios que utilizan y manipulan medicamentos peligrosos", así como campañas de información y formación, y recursos materiales y humanos suficientes". "Para que trabajar no implique enfermar, exigimos unas medidas de prevención adecuadas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.