Nueva temporada de 'Acacias 38'
Llgan nuevos vecimos y nueva época en la nueva temporada de 'Acacias 38' RTVE

Tras casi cuatro años de emisión, la trama de Acacias 38, la serie de sobremesa de La 1, avanza una década hasta situarse en 1913, en un barrio renovado que recibirá a nuevos vecinos a partir de marzo.

Este melodrama de "gran calidad, ritmo y sensibilidad", en palabras del director de Cine y Ficción de TVE, Fernando López Puig, da un salto temporal que supone "recolocar todo el universo de la serie, como empezar de cero", ha dicho este martes durante la presentación de los nuevos decorados Josep Cister, productor ejecutivo de Boomerang TV, responsable de la ficción.

A partir del capítulo 961, cuya emisión está prevista el 1 de marzo, Acacias 38 se situará en 1913 e incorporará a diez nuevos vecinos.

Samuel Alday (Juan Gareda) vuelve al barrio acompañado de su mujer, Genoveva (Clara Garrido), una joven que no despertará las simpatías de sus vecinas; Lucía (Alba Gutiérrez) se ha casado con Eduardo (Paco Mora), quien no trata bien ni a ella ni a su hijo Mateo (Adrián Hernández), pero Telmo (Dani Tatay) regresará para demostrar su inocencia y recuperarla.

En el barrio se instala una nueva familia integrada por la artista Bellita del Campo (María Gracia), su marido, José Domínguez,(Manuel Bandera), su hija Cinta (Aroa Rodríguez) y su doncella Arantxa (Gurutze Beitia).

La chocolatería La Deliciosa se convierte en el restaurante Nuevo Siglo XX con la familia Pasamar, compuesta por Felicia (Susana Soleto) y sus hijos Emilio (José Pastor) y Camino (Aria Bedmar).

La década también ha traído cambios para los antiguos vecinos: Lolita (Rebeca Alemañy) se ha convertido en tendera de una mantequería y su marido Antoñito (Álvaro Quintana) está al frente de los negocios familiares, mientras que Felipe (Marc Parejo) ha perdido el rumbo tras la pérdida de su amor.

Marcelina (Cristina Platas) se encarga ahora del quiosco de prensa y flores, además de llevar la portería junto a su marido Jacinto (Jona García).