Violencia machista
Imagen de archivo de una manifestación contra la violencia machista. EFE

Un total de 4.394 menores de edad, hijos de mujeres víctimas de violencia machista en Cataluña, conviven con el agresor y "son víctimas de esta situación", según ha detectado el teléfono catalán de atención a víctimas de estas violencias '900 900 120', que gestiona el Institut Català de les Dones (ICD).

Este servicio telefónico confidencial, gratuito y permanente -las 24 horas, todos los días del año- ha recibido en 2018 un total de 9.325 llamadas: en el 99,3% había violencia psicológica; física en el 39%; económica en el 10,8% y sexual en el 3,8%, ha explicado el ICD en un comunicado este lunes.

Las violencias y abusos sexuales crecen un punto porcentual respecto al año anterior -cuando eran el 2,9%, ante lo que la presidenta del ICD, Núria Balada: "Muchas de estas situaciones todavía restan ocultas y las mujeres las sufren en silencio. Estamos avanzando en identificación y visibilización, pero queda un largo camino".

El 93,7% de las llamadas se refieren al ámbito de la pareja -en el 64,7% son la pareja actual y en el 35,3% una expareja-; el 2,9% ocurren en el ámbito familiar -por parte de hijos (39%), padres (28%) y hermanos (11%)-; el 2,7% se da en el entorno sociocomunitario y el 0,6%, en el laboral -el 62% de veces, por parte de un superior-.

El 1,2%, embarazadas

El 49,1% de las mujeres conviven con el agresor, mientras que el 20% de las que llaman no tienen ingresos -el 64% tiene y el 15,7% restante no aporta este dato-, mientras que el 48,8% tiene hijos en el entorno en el que se produce la convivencia y el 1,2% de las mujeres -un total de 108- están embarazadas

El 21,8% de las llamadas las realizaron personas cercanas a las mujeres víctimas y, de éstas, el 41% fueron de amistades, el 30% de padres y madres, el 14% de hermanos y el 11% de hijos, y Balada ha puesto en valor la implicación activa del entorno social en el apoyo a estas mujeres: "Podemos afirmar que la violencia machista se conoce más y se identifica más y mejor".

El perfil de la víctima de violencia machista es el de una mujer de entre 31 y 40 años que tiene hijos, ingresos y que convive con el agresor. El 38,6% de las mujeres que atraviesan situaciones de violencia machista tienen entre 31 y 40 años y el 27% entre 41 y 50 años.

Respecto al perfil de las llamadas, desde el ICD se indica que, teniendo en cuenta que un mismo caso puede comportar diversas formas de violencia, el 99,3% de las llamadas del año pasado fueron por violencia machista psicológica, el 39% por violencia machista física, el 10,8% por violencia machista económica y el 3,8% por violencia machista sexual y abusos.

La presidenta de l'ICD, Núria Balada, ha destacado el hecho de que "por primera vez en la historia las mujeres están atreviéndose a verbalizar y denunciar los abusos y las violencias sexuales".

Con todo y con eso ha explicado que aunque se está avanzando en "identificación i visibilización de todas las violencias machistas", queda "un largo camino por recorrer".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.