Un guardia civil fuera de servicio evitó el pasado 3 de febrero un posible atraco en una gasolinera en Massanassa (Valencia). El agente, que realizaba un viaje con su familia, sospechó de un coche que circulaba a muy alta velocidad por el carril izquierdo de la V-31, ya que además presentaba unas placas de matrícula ilegibles.

Según ha informado la Comandancia en un comunicado, el agente comunicó este hecho al Cuerpo para que se personara una patrulla de apoyo. En ese momento, el coche realizó una brusca maniobra cruzando dos carriles para desviarse a una estación de servicio en la salida hacia Massanassa; el agente lo siguió y entró también en la gasolinera oara observar los movimientos que realizaba el conductor y único ocupante.

Desde la distancia, vio que entraba en la gasolinera con una gorra, con el cuello tapado y la cabeza gacha. Después, salió de forma inmediata hacia el vehículo, momento en el que cogió un objeto de color negro para acceder de nuevo. Entonces el agente se bajó del coche y entró en la gasolinera.

Una vez en el interior se identificó como guardia civil de forma verbal y realizó un cacheo superficial al sospechoso: encontró un cuchillo de grandes dimensiones, diversos billetes y monedas de diverso valor y una pipa para fumar cocaína o heroína.

Tras la llegada de la patrulla, los agentes comprobaron que este hombre, de 35 años y nacionalidad española, tenía una orden de detención por agresión sexual en Granada, por lo que fue detenido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.