Bertín Osborne
Bertín Osborne, invitado en 'Sábado Deluxe'. TELECINCO

El presentador y cantante Bertín Osborne ha cambiado los papeles este sábado y se ha convertido en el entrevistado al acudir al plató de Sábado Deluxe, donde ha hablado de su familia y se ha derrumbado al pensar en la situación futura de su hijo Kike, que nació con parálisis cerebral.

"Tienes que tener claro que esto es para siempre. Lo peor para nosotros es cuando no estemos. Ahora hago lo que haga falta, pero cuando no esté yo o no esté su madre... eso es lo que me preocupa de verdad, lo que no me deja dormir", aseguraba Osborne, emocionado. "Me da terror pensar qué será de él cuando nosotros no estemos", ha añadido.

Para Bertín, "con una persona con una capacidad diferente no se puede tirar nunca la toalla, si lo haces estás arruinado tú y esa persona, porque ellos dependen de ti".

El conductor de Mi casa es la tuya se ha referido además a la última de las intervenciones quirúrgicas a las que se ha sometido su hijo: "Fue muy duro, llevaba ya dos meses con la operación enorme que le hicieron: ocho horas, 19 cortes, músculos, tendones... Quedó muy bien y le pusieron dos escayolas. Cuando se las quitaron empezó a hacer rehabilitación y, de repente, un día empezó a chillar. Resulta que tenía el fémur roto".

Todo esto ocurrió hace un mes, según ha explicado Bertín: "Tuvimos que ir corriendo a la UVI, le operaron, allí estuvimos varios días. Y de repente, al día siguiente empezó a chillar otra vez, y era que se le había roto el otro fémur".

Con todo, el presentador ha asegurado que encaja "bien" todos estos contratiempos. "Soy muy optimista por naturaleza, le busco el lado positivo a todo", ha dicho, "aprendes a tener la esperanza siempre de que todo va a salir bien".