Celine Dion
Celine Dion, en una imagen reciente en París. GTRES

No parece que la cantante canadiense Céline Dion esté pasando por su mejor momento. Si hace un mes tuvo que salir al paso de las voces que mostraron su preocupación por su extrema delgadez, ahora se ha sabido que se enfrenta a un serio problema legal: va a ser demandada y le van a exigir 500 millones de dólares.

Según Billboard, la compañía ICM Partners va a demandar a la intérprete de My Heart Will Go On por no haberles pagado una comisión por un contrato de 500 millones de dólares que firmaron en 2017.

Esta compañía ha representado a la artista desde hace más de 30 años y ahora han decidido romper. "La señorita Dion se niega a pagar las comisiones que debe a esta agencia", dijo la agencia en un comunicado, en el que añaden que "hemos hecho muchos esfuerzos para resolver de manera amistosa este asunto", pero anuncian que "no nos queda otra opción que iniciar un procedimiento legal para asegurar la compensación que se nos debe y, por lo tanto, no vamos a seguir representándola".

Ante esta información, Dion respondió con otro comunicado: "Estoy triste y decepcionada por este falso informe que dice que me niego a pagar a ICM o a Rob Prinz. Sé que mi equipo les han hecho numerosas y generosas ofertas y nos hemos esforzado para solucionarlo". Mientras, la artista da conciertos en Las Vegas y prepara una gira para finales de año en Estados Unidos y Canadá.