Un alemán que vive en los montes se convierte en el 'Jesucristo' de Ceuta

  • Este alemán lleva meses viviendo en los montes de la ciudad.
  • Nadie sabe su identidad o historia.
  • Vive de lo que la gente le da y sólo viste con una manta y plásticos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CEUTA.
El protagonista de esta historia, sentado en el Recinto.
El protagonista de esta historia, sentado en el Recinto.
PATRICIA CHASCO

Es una de esas personas, sin identidad conocida, que termina formando parte del tejido social de un mundo globalizado, definido por las prisas y el individualismo. Acostumbra a dormir en cualquier recoveco del monte Hacho, convirtiéndose en una figura a la que la población ceutí está acostumbrada a pesar de su claro desarraigo.

Conocido popularmente como el 'Jesucristo', desde hace meses Ceuta acoge a un alemán del que las autoridades desconocen su identidad. Tapado con una manta y varios plásticos, rechaza la entrega de vestimenta o calzado y tan sólo acepta la comida que los viandantes le ofrecen.

Con barbas, el pelo largo, la mirada ausente y famélico, duerme a la intemperie dedicando los días a pasear por las barriadas más cercanas al Hacho, como son el poblado San Antonio, el Recinto o San Amaro, en donde acostumbra a refugiarse.

20minutos.es ha querido conocer su historia. Poner nombre a este indigente, intentar aclarar algo sobre su origen, aunque sin éxito. Las autoridades desconocen cómo llegó a la ciudad, ni tampoco tienen idea de su identidad. Algunos apuntan a que procede de Alemania y llegó a Ceuta con dinero, llegando a residir durante un año en un hotel.

Posteriormente, los infortunios del destino le llevaron a la pobreza e incluso se sospecha que pueda padecer alguna enfermedad psíquica debido a su mirada ausente y el hecho de que evite cualquier tipo de ayuda. Los hermanos franciscanos de Cruz Blanca se la han prestado a veces, pero siempre si es la Policía la que lo lleva hasta su casa de acogida.

Sin familia reconocida, dormita en el bosque y vive de lo que la gente le da porque él se niega a pedir por las calles. El hecho de tratarse de una persona adulta impide que la justicia actúe ordenando su ingreso en un albergue. Se ha convertido así en una de esas almas desconocidas que vagabundean por la ciudad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CEUTA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento