Así lo ha trasladado en su comparecencia ante la comisión de investigación creada en el Parlamento de Galicia sobre este siniestro, y en la que ha proclamado de forma reiterada que "lo que se hundió no fue una calle de Vigo", como sostiene el PP.

La edila del gobierno vigués ha recordado que existe una investigación judicial sobre el accidente y se están elaborando informes periciales para conocer las causa del colapso, pero ha aventurado que "obviamente existía un vicio oculto que nadie fue capaz de detectar".

"Desde luego, el Ayuntamiento no lo conocía", ha subrayado de forma contundente, y ha asegurado que "en ningún momento" se puso en conocimiento de la administración municipal que hubiera algún problema en esa estructura y que se pudiera prever un riesgo o peligro de accidente como el ocurrido.

ZONA PORTUARIA

"Las únicas denuncias acreditadas son las del Puerto con respecto al estado de la tarima de madera y de algunas losetas de granito", ha incidido Caride, quien ha apuntado que, "concedida la autorización del Puerto" a la organización de O Marisquiño, "se entendió" que el espacio "reunía los requisitos".

En todo caso, la edila socialista de Urbanismo ha recalcado que, tanto en el Plan de Usos del Puerto (ahora anulado), como en el Plan Especial, o en el propio escrito del juzgado levantando el precinto de la zona, se hace constar que el muelle donde se produjo el accidente es de dominio marítimo-terrestre.

FALTA DE COOPERACIÓN

Con respecto a los grupos políticos que participan en la comisión (PPdeG, En Marea y BNG), todos sus representantes han lamentado la falta de cooperación del Ayuntamiento de Vigo con ese órgano parlamentario, tanto por los obstáculos para las comparecencias como en la ausencia de colaboración a la hora de remitir documentación.

Así, Luis Bará y Carmen Santos han cuestionado por qué no se creó una comisión de investigación en el Ayuntamiento "si nada hay que ocultar", y han expresado sus dudas acerca de la tramitación del expediente municipal sobre el festival.

El representante del PP, Alberto Pazos, ha lamentado, asimismo, la negativa del secretario municipal a comparecer ante la comisión y el "permanente tensionamiento de las relaciones institucional" instigado, a su juicio, por el gobierno municipal de Vigo.

Ante estas consideraciones, María Xosé Caride ha defendido la autonomía municipal y la decisión del pleno (solo con los votos de la mayoría absoluta del PSOE) de rechazar una comisión de investigación municipal. Del mismo modo, ha apuntado, en alusión a las comparecencias, que "hay dudas más que razonables sobre la obligatoriedad" de presentarse ante este órgano parlamentario.

En la jornada de este jueves también ha comparecido la concejal de Turismo y Fiestas de Vigo, Ana Laura Iglesias, quien apenas ha aportado información y se ha limitado a repetir que su departamento "nada" tuvo que ver con las autorizaciones del festival o medidas de seguridad, ni siquiera con la tramitación del expediente.

Tras ser interpelada por Alberto Pazos (PP), quien expresó su "sorpresa" porque la edila de Fiestas no haya tenido si quiera la "curiosidad" de conocer el expediente, Ana Laura Iglesias ha proclamado: "Las explicaciones sobre mi gestión como concejal de Fiestas me las piden los ciudadanos de Vigo, que es a quienes me debo".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.