Escultura de Odnoder
Una de las esculturas de madera de Odnoder que forman parte de su exposición 'Génesis'. GALERÍA ESPACIO PRIMAVERA NUEVE

Quizá por su condición de arquitecto, Odnoder (Pablo Redondo Díez) busca siempre la esencia en las formas de sus creaciones artísticas. Sus esculturas de madera son de inspiración orgánica y, según sus propias palabras, pretenden conseguir «la máxima expresividad con el mínimo gesto».

Esa esencia primitiva (fruto del trabajo de más de una década, que realizó en paralelo a su profesión) se puede disfrutar, hasta hasta el 7 de marzo, en la exposición Génesis de la galería Espacio Primavera Nueve (en Lavapiés, Madrid).

Esta muestra acoge una selección de piezas escultóricas que, según su comisario (Eloy Martínez de la Pera), «nos traslada a una dimensión mística en el arte».

El nombre de la exhibición remite a la idea de nacimiento y al Pentateuco (que reúne los cinco primeros libros de la Biblia), pues las siluetas sinuosas de las piezas de Odnoder hacen pensar en el origen de la vida; parecen plantas que brotan de la tierra.

El comisario explica, además, que el trabajo del artista recoge el concepto romántico de lo sublime (que desarrollaron pensadores como Edmund Burke o Emmanuel Kant) y su propia experiencia como creador.

Lejos de la idea de religión, Génesis constituye una búsqueda de la espiritualidad a través del arte. Según Martínez de la Pera, «la obra de arte como sustituto de lo sagrado».