El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova ha denunciado que la decisión de Elkarrekin Podemos de "regalar" al Gobierno Vasco la aprobación de las leyes para subir los salarios a los funcionarios e incrementar la cuantía de diversas prestaciones sociales "cercena" las posibilidades de introducir "mejoras" en estos proyectos.

Casanova, en declaraciones a los medios de comunicación en el Parlamento Vasco, se ha mostrado crítico con la decisión de E-Podemos de abstenerse en la votación de ambas leyes, lo que garantiza su aprobación al Ejecutivo vasco (PNV y PSE) en el pleno que se celebrará el próximo jueves en el Parlamento.

El representante de EH Bildu ha explicado que, hasta la celebración de dicho pleno, existía una oportunidad de "negociar y presionar" al Gobierno Vasco para que mejorara los contenidos de estas propuestas.

Casanova ha señalado que, aunque las subidas salariales para los empleados públicos y el aumento de la Renta de Garantía de Ingresos que planteaba el Ejecutivo suponen un "avance sustancial" respecto a la intención original del Gobierno, son insuficientes para revertir los recortes que se han producido en los últimos años entre los sectores "más desfavorecidos" de la sociedad.

"APURAR LAS OPCIONES"

El parlamentario de EH Bildu ha considerado que, al igual que el Ejecutivo ha modificado su intención inicial de plantear todas estas medidas en una única ley, existía la posibilidad de que la presión de la oposición le llevará a cambiar los "contenidos" de las medidas que ahora ha presentado a través de tres proyectos diferentes.

"Pensábamos que había que apurar todas las opciones para modificar también el fondo de las propuestas. Existía la posibilidad de incidir en mejoras para los más desfavorecidos, pero esta posibilidad ha quedado cercenada por la actitud de Elkarrekin Podemos de reglar al PNV la aprobación de estas leyes", ha denunciado.

Casanova ha reprochado a E-Podemos que haya dado un "cheque en blanco" al Gobierno cuando se encontraba "en un momento de dificultad política y presupuestaria", una actitud con la que ese grupo "ha impedido aprobar mejoras para las personas más necesitadas".

El representante de la coalición soberanista ha anunciado que su grupo seguirá "luchando" para mejorar la situación de los ciudadanos. En todo caso, Casanova ha rechazado dar a conocer el sentido del voto que emitirá su grupo en la votación del próximo jueves, en el que además de los proyectos sobre salarios públicos y subida de la RGI, se votará la ley con la que el Ejecutivo prevé aumentar el salario del personal de la enseñanza privada concertada.

En relación a la actitud que mantendrá EH Bildu ante el proyecto sobre la subida salarial a los empleados de la enseñanza concertada, Casanova ha asegurado que "caben todas las posibilidades", incluido "un no" a dicha propuesta.

A su juicio, pese a que el Ejecutivo tiene garantizada la aprobación de los proyectos sobre salarios públicos y RGI gracias a la abstención de E-Podemos, EH Bildu no renuncia a mejorar aún más estas propuestas a través de una negociación.

Según ha dicho, aunque el gabinete de Iñigo Urkullu "no tiene la necesidad técnica de más votos", sí tiene "la obligación de concitar los máximos apoyos" posibles para sacar adelante estas medidas.

Consulta aquí más noticias de Álava.