Un proyecto pionero agilizará las comunicaciones interno-abogado con videoconferencias y ordenadores portátiles

  • La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y el Colegio de Abogados de Málaga han firmado esta semana un protocolo pionero para facilitar las comunicaciones entre los internos de los centros penitenciarios Málaga I, en Alhaurín de la Torre, y Málaga II, en Archidona.
Cárcel de Archidona
Cárcel de Archidona
EUROPA PRESS - Archivo

El protocolo, que pretende extenderse al resto de centros de la Administración del Estado, permitirá agilizar la relación de procesados privados de libertad y letrados a través de dos vías: la videoconferencia y el uso de ordenadores en los locutorios especiales habilitados a tal efecto.

El acuerdo describe exhaustivamente las condiciones que han de darse en una y otra, según han indicado desde el Ministerio del Interior en un comunicado.

La videoconferencia reunirá los mismos requisitos de una comunicación entre cliente y abogado en un centro penitenciario: que no haya ninguna otra persona en la sala, que el letrado no porte teléfono móvil o elemento que permita comunicar con terceras personas o que el control del funcionario en el centro penitenciario sea solo visual.

Según el acuerdo, será el Colegio de Abogados de Málaga el encargado de realizar la llamada a prisión a través de un equipo informático que se instalará en el propio colegio o en sus delegaciones. Las comunicaciones tendrán lugar, de momento, de lunes a jueves, en horario de 17.30 a 19.30 y con un intervalo de 15 minutos que permita el relevo de internos en la sala de videoconferencia.

El uso de ordenadores portátiles de los letrados en locutorio queda también sometido a estrictas condiciones: no deben tener ningún sistema de grabación, ni de captura de imágenes, ni conexión a Internet. Se colocarán en los locutorios con un monitor que permitirá que el cliente visualice la información procesal desde el otro lado de la mampara que le separa de su abogado. Los letrados podrán acceder a dichos locutorios, que permanecerán cerrados con llave fuera del horario de visitas, con un 'pendrive'.

Durante los próximos meses se analizarán los resultados de la puesta en marcha de estos nuevos sistemas de comunicación entre internos y abogados. De lo que ocurra en los centros penitenciarios de Málaga dependerá que videoconferencias y portátiles se extiendan al resto de las comunicaciones de las más de 70 prisiones que dependen de la Administración General del Estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento