Las agresiones de hijos a padres en España se denuncian 7 veces más que hace 4 años

  • Son conclusiones de un estudio realizado en varios países europeos.
  • El número de denuncias registradas en España es muy superior al del resto de países, donde el tema es mucho más tabú.
Cada vez hay más casos de violencia intrafamiliar que salen a la luz.
Cada vez hay más casos de violencia intrafamiliar que salen a la luz.
ARCHIVO
Los casos de violencia intrafamiliar en los que los hijos agreden a sus padres se denuncian en la actualidad en España siete veces más que hace cuatro años. Así se desprende del estudio "Violencia intrafamiliar: Menores que agreden a sus padres", enmarcado en el Programa Daphne y realizado en varios países de Europa con el fin de "analizar las buenas prácticas" que se están realizando para tratar estos casos.

Según este estudio, en España, donde se han analizado 150 casos denunciados de la Comunitdad Valenciana, "se han registrado siete veces más denuncias que hace cuatro años". A juicio de la coordinadora del proyecto, Rosario Rico, estos datos se deben a que "creemos que hay más casos", pero también a que "se denuncia más y sale a la luz".

La mayoría son chicos en edad de preadolescencia y adolescencia

En este sentido, Rico ha destacado que el número de denuncias registradas en España" es muy superior", por lo que deduce que este tipo de agresiones "no se llevan tan en secreto" como en el resto de países incluidos en el estudio: Francia, Portugal, Alemania, Polonia, Italia y Reino Unido.

La coordinadora del proyecto ha explicado que en Italia "se recurre mucho a la Iglesia para hablar de este tema", en lugar de acudir a otro tipo de profesionales.

Tema tabú

También en Alemania y Reino Unido la violencia intrafamiliar "es un tema tabú", aunque en ambos países "existen recursos desde el propio gobierno y asociaciones para tratar e intervenir en las familias", ha destacado.

A este respecto, la coordinadora considera que en el caso de España "existen equipos especializados de atención a la familia", profesionales de los servicios sociales, así como "un equipo de asesoramiento judicial" que analiza el caso y aplica las medidas "fundamentalmente educativas" en función del tipo de agresión que se haya cometido. No obstante, Rico admite que para este problema "no hay recursos específicos en todos los sitios".

En cuanto al perfil de los menores que desarrollan esta conducta violenta, el estudio ha concluido que "la mayoría son chicos en edad de preadolescencia y adolescencia" cuyas familias "son de clase media".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento