Los dones de Paco

Su tarjeta de visita dice: «Francisco Gallardo Jáuregui. Alfombrista. Judoca. Voluntario ambiental».
Paco, malagueñísimo, dice que su actor favorito es Banderas.
Paco, malagueñísimo, dice que su actor favorito es Banderas.
Foto
Paco es muchas cosas más, pero no las pone porque no entran en tan poco papel.

Tiene 45 años. Cuando nació, las personas con síndrome de Down no tenían muchas oportunidades. Pero sus padres confiaron en él, y eso le dio el don de la confianza, un pasaporte para llegar a todas partes.

A casi todas, porque, a pesar de haber sido de los primeros niños con síndrome de Down en ir a colegios públicos, su peculiaridad genética no le ha dejado aprender a leer.

Eso le cerró algunas puertas en lo académico, pero no ha impedido que memorice cada año su papel en la representación teatral que organiza la Asociación Síndrome de Down ni obtener «once títulos» en disciplinas diversas, entre ellas la de monitor ambiental, labor que desarrolla en los colegios de primaria. En judo es nada menos que cinturón negro  y en la Asociación Síndrome de Down, vocal elegido por sus compañeros.

Pero el sueño de Paco es presentar un programa en la tele. «Mi padre era periodista, y a mí me encanta Mari Tere Campos», explica. Afirma que la conoce personalmente. A ella y a «muchos famosos más», porque es un cazador de autógrafos consumado.

Y ha hecho sus pinitos periodísticos colaborando en un programa de la tele y haciendo fotografías-denuncia de basura tirada en la calle, de barreras arquitectónicas, de jardines destrozados, en fin, de muestras de desprecio por el bien común, algo que no soporta. «Yo quiero lo contrario. Ayudar a todo el mundo».

A su madre le ayuda hasta en la cocina. ¿Especialidad? «La ensalada de bocas de mar con patatas». ¡Humm!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento