Los cauces de participación ciudadana que facilita el Ayuntamiento bilbaíno han generado en los últimos meses alrededor de un millar de propuestas vecinales, recogidas por la coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Bilbao y que inciden en la mejoras de los barrios en cuestiones que van desde los accesos, hasta la iluminación o los aparcamientos.

Y de ellas, el Ayuntamiento ha decidido llevar a cabo alrededor del 30%, «pero sin un presupuesto asignado y sin plazos de ejecución». Es la queja de los vecinos, quienes criticaron ayer que el Ayuntamiento “menosprecia” sus aportaciones.

Los vecinos explicaron que el plan Auzokide, a ejecutar durante los próximos cuatro años, recoge propuestas como la remodelación de calles, la mejora de la iluminación, o creación de parques y zonas verdes.

Sin embargo, planes importantes para aumentar la calidad de vida de los vecinos, se han quedado en el tintero. Así, según expusieron, el Ayuntamiento no contempla mejorar los accesos a los barrios más alejados del centro, la reforma integral del barrio de Irala, la creación de algunas nuevas líneas de autobuses, o planes de acción contra el ruido en la ciudad.

La Coordinadora de Vecinos de Bilbao también ha convocado una manifestación para el próximo 7 de marzo para protestar contra la instalación del crematorio en la Plaza del Gas. Será a las 19.00 horas desde la Funeraria Bilbaína, ubicada en Avenida de Zumalakarregi, al Ayuntamiento.