Un cuento de hadas hecho realidad
El empresario riojano ha invertido seis millones de euros para materalizar su proyecto. ARCHIVO

José María Galán, el empresario riojano que ha rehabilitado la aldea gallega de Couso para hacer un centro de turismo rural, ha afirmado hoy que "si pienso lo que he hecho, ni me lo creo", y ha asegurado que espera abrir su complejo en Semana Santa si resuelve las cuestiones burocráticas necesarias.

Galán ha mantenido hoy un encuentro con el presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, al que le ha explicado su proyecto y cómo lo ha materializado desde que en 2008 empezó a comprar terrenos y casas, en los que hasta ahora ha invertido seis millones de euros.

Respeto por el pasado

El empresario riojano ha creado un complejo en esta aldea orensana de 20 casas, rehabilitadas respetando su estructura de hace un siglo, dos molinos y un horno.

A partir de Semana Santa espera que todas estas instalaciones abran sus puertas a turistas que quieran conocer cómo era la vida en este paraje de la montaña gallega antes de quedar despoblado, principalmente por la emigración.

Uno de los grandes "problemas" para poner en marcha este proyecto ha sido "la burocracia"

De hecho, ha explicado Galán, algunas de las principales dificultades que ha tenido que superar son la compra de terrenos y casas a descendientes de los habitantes de Couso, que viven en Méjico o Venezuela, entre otros países.

Ha relatado cómo fue un compañero de caza quien le planteó iniciar este proyecto, "en el que nos ayudó bastante el ayuntamiento", Sarreaus, al que pertenece esta aldea, "aunque de la Xunta de Galicia he recibido menos apoyo del que esperaba", dijo.

Dudas por la burocracia

"Al final ha sido cuando más dudas he tenido de seguir hacia delante", ha admitido, y ha subrayado que uno de los grandes "problemas" para poner en marcha este proyecto ha sido "la burocracia" con la que sigue "después de seis años" y que espera tener finalizada para Semana Santa.

Entonces abrirá un centro de turismo rural que, en realidad, es un pueblo completo "que ha quedado como un cuento de hadas, con un entorno relajante y todo cuidado al máximo, con su estructura original", ha concluido.

 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA.