Madonna en los 'Premios Grammy'
Madonna interpretando 'Living For Love' en los 'Premios Grammy'. GTRES

Con más de 50 millones de discos vendidos durante estas dos últimas décadas, Madonna ha vuelto a conseguir sonar y ser tendencia durante este milenio. Music, Don't Tell Me, Hung Up, Sorry, 4 Minutes, Give It 2 Me o Girl Gone Wild son algunas de las canciones que han marcado la banda sonora pop de las dos últimas décadas.

La ambición rubia comenzó el siglo XXI con Music como la canción más exitosa del año, así como más de 15 millones de discos vendidos gracias al disco con el mismo nombre, todo un éxito para la cantante. American Pie supuso para la cantante otro nuevo éxito. No solo se hacía con el temas más vendido sino también con el cuarto single más vendido del año. El proyecto también incluía el tema Don't Tell Me, uno de los singles más vendidos de 2001.

El siguiente disco fue American Life. Este se hizo famoso por ser de los menos vendidos de su carrera musical, aunque despachó más de cuatro millones de copias, éxito para cualquiera menos para ella. El mundo que no dudó en criticarla.

Dejándose de polémicas, Madonna publicó Hung Up, primer sencillo de Confessions On A Dancefloor, que despachó más de 12 millones de discos. Con el tema citado anteriormente batió el récord de la canción número uno en más cantidad de países, en total 41 y su retorno al primer puesto del mundo pop. Este disco era un viaje por la electrónica y el dance, lo que le otorgó un Grammy en esta categoría.

Hard Candy era el sucesor del sueño de pista de baile de Madonna, esta vez buscaba coquetear con el r&b y los ritmos urbanos. El álbum venía precedido por el single 4 Minutes, junto a Justin Timberlake y Timbaland, consiguió ser certificado como doble platino en Estados Unidos y vender más de dos millones de copias, únicamente en su país natal.

MDNA ha sido el penúltimo proyecto discográfico de la cantante, dentro del disco se encontraba el tema Gimme All Your Luvin, donde contó con la compañía de Nicki Minaj y M.I.A, con el que consiguió su 38 top ten dentro del Billboard Hot 100. El tema Girl Gone Wild también se encontraba dentro de este proyecto que se enmarcaba entre el pop, el dance y pequeñas pinceladas de EDM.

Lo último hasta el momento ha sido Rebel Heart, su disco menos vendido hasta el momento, a pesar de superar el millón de copias. Las filtraciones y una mala estrategia por parte de Madonna, al no querer adelantar el lanzamiento del proyecto, mancharon todo el proceso de este álbum. Living For Love, catalogado como tema dance, fue el primer sencillo, mientras que el baladón Ghosstown fue el segundo sencillo, pasó sin pena ni gloria por las listas de éxitos.

Bitch I'm Madonna fue el último sencillo y consiguió convertirse en su 46º número uno en la lista de música dance de Estados Unidos, aumentando su récord de primeros puesto, además de que el vídeo supera las 287 millones de visitas en YouTube.