El petróleo Brent, de referencia para Europa, ha marcado un nuevo record en el mercado de futuros de Londres al cotizar a 100,03 dólares a las 08.22 GMT y ante el temor de que la OPEP decida un recorte de su producción en su reunión de marzo.

Poco antes también superaba la barrera psicológica de los 100 dólares el barril en los mercados asiáticos. Al inicio de la sesión en los parqués de Asia, el precio del crudo fino para entrega en abril llegó a los 100,03 dólares, tras haber cerrado a 100,88 dólares en Nueva York y 99,47 dólares en Londres.

Los inversores demandaron más crudo por la inquietud a que los miembros de OPEP, responsables de más de un 40 por ciento de la producción mundial de crudo, decidan no incrementar o incluso reducir su producción en su reunión de la próxima semana en Viena.

Por su parte, la cotización de la moneda común europea frente al dólar registró este martes un nuevo máximo histórico al alcanzar un cambio de 1,4982 dólares, frente al anterior récord de 1,4967 dólares. 

Suficientes reservas

Representantes de algunos de las 13 naciones miembros del cartel han indicado que esa puede ser la tendencia, ya que calculan que hay suficientes reservas de gasolina y que la demanda de crudo bajará de cara a la temporada veraniega en el hemisferio Norte. Además, el encarecimiento del petróleo a ambos lados del Atlántico respondió también a fuertes preocupaciones por el programa nuclear de Irán y las incursiones de soldados turcos en el norte de Irak.

Ayer, el presidente de la OPEP, Chakib Khelil, afirmó que no incrementará su producción en la reunión de la organización el próximo 5 de marzo debido al elevado volumen de los inventarios de gasolina que, ante la habitual caída de la demanda por la finalización del invierno en el hemisferio Norte y la ralentización económica en EEUU, hacían suponer que se producirá un descenso de la demanda de petróleo en el segundo trimestre del año.