La Guardia Civil ha detenido en Orihuela a un hombre de 45 años y de origen británico, cuando presuntamente intentaba abusar sexualmente de tres niños de seis, cuatro y tres años en una urbanización de Orihuela, en Alicante.

El padre de dos de los niños agredidos, Alan Hedley, que fue quien dio el aviso a los agentes de la Guardia Civil, declaró que el sospechoso «se colocaba a los niños encima y les daba cerveza».

Según explicó, los grababa en vídeo y les ofrecía cerveza para ganarse su confianza. En el momento de la detención, el presunto pederasta dio un nombre falso y dijo que era un trotamundo. Seguidamente, pasó a disposición judicial y ayer ingresó en la cárcel. El arrestado, que residía desde 2004 en la Comunitat Valenciana está catalogado por la Interpool como un pederasta de alto riesgo, según ha informado Canal 9.