La Justicia ha condenado a dos años de prisión a un hombre que abusó de un sobrino con retraso mental ligero en un momento en el que el condenado también sufría un trastorno compatible con una minusvalía leve, lo que constituyó un
atenuante, detalla la sentencia.
No podrá acercarse al menor ni intentar comunicarse con él en cinco años

El condenado, de 55 años, vivía con su sobrina y el hijo de ésta, al que cuidaba cuando la madre no estaba. El procesado aprovechaba estas circunstancias para instar al menor a que se quitara la ropa para masturbarle, hasta que un día fue sorprendido por la madre del menor.

La Audiencia Provincial condena al procesado por un delito de abuso sexual a no acercarse a menos de 500 metros al menor y a no intentar comunicarse con él en cinco años, aparte de a los dos años de cárcel. Asimismo, debe pagar las costas procesales, aunque ha sido declarado insolvente. El condenado no tiene antecedentes penales.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA