Prozac
Nuevos estudios descartan los beneficios del prozac para tratar la depresión. (Foto: Michiel1972 / WIKIMEDIA) Michiel1972 / WIKIMEDIA

El Prozac, el antidepresivo más vendido en todo el mundo con 40 millones de consumidores, sólo tiene un efecto placebo y no ayuda a combatir los cuadros depresivos. Así al menos lo asegura un reciente estudio publicado por la revista PLOS Medicine y que recoge el diario The Guardian y que cuestiona la eficacia no sólo de este fármaco, sino de otras drogas similares.

Se han analizado estudios que los laboratorios farmacéuticos obviaron en su día
Es la conclusión de un estudio llevado a cabo por científicos del Reino Unido, Estados Unidos y Canadá que examinaron todos los datos existentes sobre ese tipo de sustancias, incluidos los de pruebas clínicas que los laboratorios no publicaron en su día.


Los fabricantes de Prozac y Seroxat, dos de los antidepresivos más vendidos en todo el mundo, expresaron, sin embargo, su desacuerdo con los resultados del estudio.

Fármacos inocuos

Los científicos compararon el efecto en los pacientes a los que se administró alguno de esos antidepresivos con el obtenido en otros que recibieron tan sólo un placebo y descubrieron que la mejoría era muy similar en ambos grupos.

En caso de depresiones graves sí se notó la mejoría con Prozac
La única excepción se daba en aquellos pacientes que sufrían las depresiones más graves, según ha explicado el profesor Irving Kirsch, del departamento de psicología de la Universidad de Hull (Inglaterra), que participó en el estudio.

"Dados estos resultados, parece que no hay apenas motivos para recetar antidepresivos salvo en los casos de pacientes aquejados de las depresiones más graves y en los que han fallado los otros métodos", afirmó Kirsch.

Las conclusiones a las que han llegado valen en el caso del Prozac (fluoxetina), del Seroxat (paroxetina), y de fármacos similares como Effexor (venlafaxina) o Serzone (nefazodone).