«¡Marchando una cazuelita de cocido serrano de Ronda!» No es el clásico grito de guerra de los bares de tapas donde predominan las patatas bravas y los calamares.

Sin embargo, los locales hosteleros de Valencia, además de ofrecer estos clásicos del tapeo, cada vez son más innovadores e imaginativos con este tipo de aperitivos.

Una clara muestra se vio ayer en el mercado de Colón, donde diez establecimientos de Valencia compitieron con 16 tapas por elegir la que mejor casara con cerveza de Valencia, en un certamen organizado por Cruzcampo.

A la cola en aperitivos

De las cuatro galardonadas, obtuvo el primer premio la de cocido de Ronda que sirve Bartolomé Llamas en La Goyesca, su establecimiento: «Lleva morcilla, chorizo, oreja e ibéricos. La servimos gratis en una cazuelita con cada cerveza. En este sentido, Valencia está a la cola de Espeña, porque aquí sólo algunos ofrecen olivas y cacaos con la bebida», comenta.

Un langostino crujiente con salsa romescu (la Malquerida) y una botifarra rellena de roquefort (La Botifarra) y una carrillada de ibéricos (Di... Vino) fueron las otras tapas galardonadas. Los premios fueron de 1.500 a 500 euros.

Las tapas más valoradas de la ciudad

Cocido serrano: Hecho a base de ibéricos. Es típico de Andalucía y ganó el premio a la mejor tapa (1.500  euros). Se sirve en la bodega La Goyesca.

Crujiente de langostino: Se ha llevado la mención a la más original, y 1.000 euros en la categoría Destápate. Nació en los fogones del restaurante La Malquerida.

Longaniza de roquefort: La tapa del restaurante La Botifarra fue la más votada por los profesionales de la prensa. Combina el embutido más típico con el queso.

Carrillera de ibérico con cebolla caramelizada: En este caso ha sido el público quien, con sus votos por Internet y mensajes de móvil, ha otorgado un premio de 500 euros al restaurante Di...Vino por el sabor y presentación de esta original tapa.