Los barrios afectados se reúnen mañana. El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, dio a conocer ayer, en la Comisión de Urbanismo, la iniciativa de poner en marcha dos subestaciones eléctricas bajo dos rotondas. Una iría instalada en la rotonda del Aqua, en la avenida de Francia, y la otra en la rotonda junto a la prolongación de la avenida Pío Baroja, en el barrio de Campanar.

Desde la asociación de vecinos de Campanar explicaron ayer que la subestación es necesaria, pero que tienen que cumplirse las medidas de seguridad. Desde la Federación de Vecinos, su presidenta, María José Broseta, explicó: «Mantendremos una reunión con los vecinos afectados mañana y pediremos que el cableado de las subestaciones pase por la V-30 y no por la ciudad».

El cambio de ubicación de la subestación de Patraix a terrenos próximos al cementerio, tras el accidente de mayo, sigue en el aire.