Era un problema para muchos de los vecinos que han comprado una parcela en los aparcamientos para residentes construidos por el Ayuntamiento de Bilbao. Si, por cualquier motivo, cambiaban de domicilio o se veían obligados a vender la plaza, no podían hacerlo hasta que pasaran cinco años desde la compra.

Pero el problema está solucionado. El Ayuntamiento ha decidido suprimir la cláusula que obligaba a esperar cinco años, de modo que los dueños podrán vender su plaza cuando lo deseen. Con ello, el Ayuntamiento no sólo facilita la venta a los propietarios de las plazas, sino que además promueve la compra de nuevas plazas en aparcamientos municipales, muchos de ellos con largas listas de espera.

Sólo en el centro, 2.148 particulares esperan a la venta de una parcela. Por poner algunos ejemplos, en aparcamiento como el de Jado, de 276 plazas,  hay una lista de 748 interesados. En el caso del de Campuzano, la lista de espera alcanza las 319 solicitudes; 167 hay en el de Santiago, y así en el resto.

La situación de estos parkings contrasta con la de los barrios, donde una de cada tres plazas no se venden.

El área de Circulación ha recibido en los últimos años numerosas quejas y solicitudes por parte de muchos propietarios que se veían atados a su parcela aunque ni siquiera la usaran.

Según la normativa que regula el aparcamiento, tan sólo puede meter el coche en estas plazas un único propietario y un solo coche, con lo que en muchos casos, los propietarios han dejado libre la parcela. Pero, con el objetivo de evitar la especulación, el precio de las parcelas estará estipulado por el Ayuntamiento.

Más bajo tierra que en superficie

Las ciudades crecen a lo ancho, a lo alto y, también... a lo bajo. El subsuelo de Bilbao está cada vez más aprovechado. Bajo las calles se esconden 20.000 plazas de aparcamiento, tanto para residentes como de rotación. Son 5.000 más que las plazas de OTA que hay en las calles de la ciudad. Y, además, todavía quedan aparcamientos subterráneos por hacer. En construcción, están el de Vía Vieja de Lezama, plaza de Euskadi y Mazarredo, más de 1.000 plazas a añadir.