Mario Vargas Llosa
El escritor peruano Mario Vargas Llosa, en una imagen de archivo. ARCHIVO
El escritor peruano Mario Vargas Llosa ha decidido retirar su apoyo al Partido Popular y pedir el voto para Unión Progreso y Democracia (UPyD), la formación que lidera Rosa Díez. El motivo es que no se siente representado en "actitudes conservadoras reticentes" respecto al laicismo o la homosexualidad.

Vargas Llosa ha hecho estas manifestaciones
en el libro Política razonable, escrito por él mismo junto a Fernando Savater, Rosa Díez, Álvaro Pombo, Albert Boadella y Carlos Martínez Gorriarán. La editorial Triacastela ha sacado este mismo lunes el libro al mercado, según se informa en un comunicado.

El escritor rompe así su palabra de no volver a subir a una tribuna para pronunciar un discurso político
El premio Príncipe de Asturias de las Letras 1986 confiesa que, con esta decisión, rompe la palabra que dio al terminar su "aventura política", en junio de 1990, de "no volver a subir a una tribuna para pronunciar un discurso político".

Asegura sentirse "cerca" de las propuestas económicas del PP y de su defensa de la unidad española, pero añade que no se siente "en absoluto" representado "en las actitudes conservadoras reticentes, por ejemplo, al laicismo, a la separación de la Iglesia y el Estado, a la creación de una sociedad laica".

Medidas de progreso

"Como liberal, creo que medidas como la despenalización del aborto, los matrimonios gays y el derecho de las parejas homosexuales a adoptar niños, son medidas de progreso que aumentan la libertad y los derechos humanos en España, y por tanto, no me puedo sentir representado por un partido que rechaza esas reformas", recalca.

Vargas Llosa critica asimismo la estrategia política del PSOE no sólo por "alentar" los nacionalismos, sino por "crear la ilusión mentirosa de que puede haber nacionalismos progresistas", y argumenta que esta ideología es "profundamente reaccionaria, de raíces antidemocráticas y antimodernas".

En ese sentido, expresa su convencimiento de que muchos españoles verán "con alivio, ilusión y entusiasmo" a UPyD que, según destaca, nace "sin complejos de inferioridad frente a los nacionalismos, a favor de la democracia y la libertad".