Investigadores de la Universidad de Cádiz en la Antártida
Investigadores de la Universidad de Cádiz en la Antártida UCA

Según ha informado la UCA en una nota, las actividades que desarrollan se encuadran en los proyectos de investigación 'Seguimiento y vigilancia de procesos geodinámicos activos mediante deformación geodésica GNSS en diferentes escenarios en Antártida, Golfo de Cádiz y Latinoamérica' y 'Mantenimiento de series temporales geodésicas, geotérmicas y oceanográficas para la vigilancia volcánica de la isla Decepción'.

En concreto, se encuentran en territorio antárticos los investigadores Manuel Berrocoso Domínguez -investigador principal de la UCA-, Amós de Gil Martínez, Olga Luengo Sánchez y Juan Montes Pérez, a los que se unirá Belén Rosado Moscoso en el mes de febrero.

En el primer proyecto se plantea resolver problemas relacionados directamente con el seguimiento de procesos geodinámicos de carácter tectónico o volcánico mediante el parámetro deformación superficial a partir de observaciones de satélites GNSS.

Así, se afronta el diseño, desarrollo y adecuación de metodologías específicas para el tratamiento de observaciones GNSS según el propósito geodinámico y la precisión alcanzada; y de métodos y técnicas numéricas analíticas y estadísticas más precisas y eficientes para series temporales geodésicas.

En el contexto antártico, se reobservará la Red Geodésica Antártica Española, red RGAE, establecida en la región definida por la Península Antártica, Mar de Bransfield e islas Shetland del Sur, con el objetivo de obtener modelos geodinámicos de carácter tectónico más precisos de la zona. En la isla Livingston se diseñará y establecerá una red GNSS con características geodinámicas para estudiar las especificidades geodinámicas de la Península Byers con respecto al resto de la isla Livingston e islas adyacentes -Decepción, Snow, Low-.

Con respecto al segundo proyecto, continuado desde 2013, tiene como objetivo principal el mantenimiento de las observaciones geodésicas GNSS-GPS, de los registros geotérmicos y de nivel del mar, que desde el inicio de las campañas antárticas españolas en el caso de las observaciones GNSS, o desde las últimas campañas en los otros casos, se viene realizando.

"Las dificultades operativas que obviamente ocurren en la Antártida para obtener registros temporales continuados acentúan la importancia del mantenimiento y disponibilidad de estas series", ha recalcado Manuel Berrocoso, quien ha apuntado que esta carencia, refuerza un "valor científico extraordinario para estudios vinculados con las Ciencias de la Tierra no solo en la Antártida".

Por otra parte, la aplicación de los parámetros asociados a estas series -deformación superficial, anomalías termométricas terrestres y marinas y variaciones del nivel del mar- al estudio geodinámico de la isla Decepción permite efectuar el seguimiento y la vigilancia de la actividad volcánica de la isla.

De esta manera, se desplegará el sistema Diesid formado por tres estaciones GNSS-GPS, permanentes durante el verano austral. "El tratamiento de las observaciones en tiempo real conjuntamente con el conocimiento del mecanismo volcanotectónico de la isla, proporcionado por el análisis de las series temporales, permiten la evaluación del estado volcánico de la isla; además del pronóstico a corto y medio plazo de dicha actividad", ha aseverado el investigador principal de la UCA.

A posteriori, con el tratamiento y análisis de las series temporales obtenidas se efectúa el pronóstico a largo plazo, carácter anual, del comportamiento de la actividad volcánica. Para ello, se dispondrán como referencia no volcánica, de registros geodésicos y oceanográficos en la isla Livingston.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.