En un comunicado, la patronal ha expresado su "preocupación" ante esta situación y ha apuntado que "dada la importancia que el sector turístico tiene en las Islas, podrá repercutir en las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que realizan actividades alrededor de este".

En este sentido, desde Pimem ven prioritario realizar un análisis de las repercusiones a las que deberán plantar cara estas pymes y han señalado que, "tanto si se trata de uno duro como de blando el Brexit, provocará un descenso del número de turistas británicos que visitarán la

comunidad la próxima temporada".

Especialmente, se verán afectados los sectores de comercio y restauración, sobre todo aquellos que se encuentran en las zonas turísticas más importantes y por este motivo, Mora ha destacado la necesidad "de establecer un plan acción cuanto antes".

"Además del tránsito de personas entre el Reino Unido y Baleares, hay el problema añadido que aparecerá con el transporte de mercancías", ha concluido el presidente.