En un comunicado, insiste en que el Gobierno central "trabaja ya en la búsqueda de compradores interesados que garanticen la continuidad de las plantas a partir del mes de julio", aunque el Ejecutivo no garantizó un compromiso de continuidad de todo el empleo si no surge un inversor, como pedían los sindicatos.

"Este preacuerdo no habría sido posible sin el durísimo esfuerzo que vienen realizando los trabajadores y el Gobierno central desde hace meses", apunta Inés Rey.

Del preacuerdo, dice también que es "un ejemplo del compromiso de los socialistas con la ciudad". "Y seguiremos trabajando para que en julio la compra de la factoría sea ya una realidad", añade.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.