Representantes de PPdeG, En Marea, PSdeG y BNG han afeado este miércoles a Naturgy su falta de "inversión" para "modernizar" y "adaptar" la planta de Meirama a la normativa de emisiones europea, tras el anuncio de cierre en 2020, y han reclamado planes para paliar sus consecuencias tanto desde el nivel autonómico como desde el estatal.

En declaraciones a los medios, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha calificado este anuncio como una "mala noticia en todos los sentidos" y ha contrapuesto la actitud de Endesa en As Pontes, donde "se está trabajando para acomodarse a la normativa europea", con la de Naturgy en Meirama, donde "no se está haciendo nada ni dando una salida razonable".

En todo caso, Puy también ha achacado la situación a la transición ecológica "impuesta" por el Gobierno central "sin tener en cuenta posibles mejoras tecnológicas o medioambientales". "Se juntan dos cuestiones que, para nosotros, van

a llevar a Meirama a un problema muy grave", ha dicho Puy.

Para el representante popular, la empresa "se equivoca", y debería "adaptarse a la exigencia comunitaria" en lugar de comunicar el cese de actividad. "Pero es cierto también que el marco general que está impulsando el Gobierno en materia de transición energética es parte del problema", ha zanjado.

INVERSIONES REALES

En la misma línea, el portavoz de En Marea, Luís Villares, ha reclamado del Gobierno "inversiones reales que permitan mantener el empleo" y que la transición ecológica se produzca "necesariamente en paralelo" a programas de viabilidad de las comarcas "que van a perder puestos de trabajo".

El portavoz de En Marea ha pedido, también, que se creen "planes específicos, dotados presupuestariamente, para absorber todos los puestos de trabajo" afectados y que el Gobierno "asuma, de una vez por todas, que la dependencia de las fuentes de energía dependientes del carbón es algo en vías de terminar". Frente a esto, ha solicitado iniciativas de "remedio" que "no están ni en los presupuestos de la Xunta de 2019 ni con toda la intensidad en los presupuestos de Pedro Sánchez", por lo que ha exigido "inversiones reales" que permitan "mantener el empleo".

En todo caso, Villares ha indicado que el cierre de Meirama es "una mala noticia a corto plazo para el empleo en la comarca", aunque ha confiado en que "se cumplan todos los acuerdos sobre restauración y recolocación de los puestos de las personas que van a quedar sin empleo".

QUE SE HAGA "TODO LO POSIBLE"

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha reclamado a la Xunta y al Gobierno central que "hagan todo lo posible para convencer a la empresa de que haga las inversiones que permitan su supervivencia" en "el tiempo permitido por la UE".

Leiceaga ha explicado que los socialistas apuestan por "prolongar la vida de Meirama hasta donde sea posible, hasta donde la comisión europea lo autorice", pero ha admitido que "la principal dificultad" para ello es "convencer a la empresa, que es la que no quiere que esto suceda".

Finalmente, la nacionalista Ana Pontón, que ha visto en esta decisión y en la situación de Alcoa un "adelanto de un invierno para el empleo industrial en Galicia", ha subrayado que "lo que tendría que hacer" Naturgy sería "modernizar sus instalaciones para que hubiese menos contaminación y cumplir la normativa".

Frente a esta exigencia, la portavoz del BNG ha criticado la "dejadez" y la "complicidad" de los gobiernos del PP "con los intereses de las eléctricas", que "no son los intereses de Galicia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.