Lady Barreto
Lady Barreto CEDIDA - Archivo

En una comparecencia parlamentaria a solicitud de Podemos, ha comentado que de los 40 millones con cargo a los PGE de 2018, 32 millones se dedican a este campo por decisión del Gobierno, junto a cabildos y ayuntamientos.

"No se trata de mirar para arriba sino de poner solución y pedir algo que es un derecho", ha apuntado, incidiendo en que es "prioritario" que cabildos y ayuntamientos ejecuten las obras pendientes de ahí que sea "fundamental" que el Estado transfiera el dinero.

Barreto ha admitido que los ayuntamientos no puedan "estar solos" para afrontar el problema, que tampoco "se resuelve en un año", y por ello, ha defendido la apuesta del Fdcan, con 151 millones de inversión para saneamiento -20 millones ya ejecutados en 2017-.

"Que cada uno asuma la parte de su responsabilidad y el Estado no ha cumplido", ha subrayado.

La consejera ha señalado que el Gobierno tiene una "fotografía real" de la situación en el archipiélago desde finales de 2017 cuando realizó el censo de vertidos y a partir de ahí, se hace un seguimiento de las autorizaciones concedidas, tanto a entidades públicas como privadas.

El diputado de Podemos, Manuel Marrero, ha defendido una "nueva era" y un nuevo ciclo integral del agua donde no se conciba la depuración "como un negocio", pues desalar para tirar al mar "es un desatino".

Citando a expertos que intervinieron en una mesa redonda en la 'isla baja', ha comentado que si el agua depurada no es reutilizable "es un timo", pidiendo dejar a un lado "las inercias" y buscar nuevas soluciones.

LA GESTIÓN DEL AGUA, UN "NEGOCIO"

Ha dicho que "hay muchos negocios" en torno a la depuración, que además pagan los usuarios y no se realiza. "¿Adónde se va nuestro dinero?", se ha preguntado, subrayando que Canarias ha estado bajo la "amenaza de multas" de la Unión Europea.

"Estamos pagando para que se depure el 100% del agua y solo se depura el 18%, es inconcebible", ha señalado.

El diputado de ASG, Juan Jesús Ramos, ha valorado que el Fdcan sirva para acometer obras de depuración y saneamiento y la "cooperación" entre administraciones porque "todos" tienen competencias.

En su opinión, hay que tener "infraestructuras adecuadas" y por eso "fundamental" conjugar financiación y planificación.

Gladys Acuña, de NC, ha comentado que a Barreto "le ha tocado bailar con la más fea" en esta Legislatura y la "ha ido maquillando", pero entiende que "no se puede estar cuatro años diagnosticando los problemas".

Ha comentado, por ejemplo, que en Lanzarote hay estructuras de saneamiento "obsoletas" o incluso que "no existen" y en muchos puntos de la costa, de ahí que la contaminación al mar y en tierra va a ser inevitable. "Los controles y la sanciones están muy bien pero no se pueden eternizar las autorizaciones", ha indicado.

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha dicho que la consejera es "responsable" de la actual situación porque no han llegado las obras de interés general en los núcleos más poblados, otorgando un "suspenso" a su labor durante la Legislatura. "No ha estado a la altura de las circunstancias", ha apuntado.

EL PSOE OFRECE PELEAR POR LAS PARTIDAS PERO PIDE OBRAS YA

Nayra Alemán, del Grupo Socialista, ha dicho que los vertidos de agua sin tratar son una "asignatura pendiente" del Gobierno de Canarias, y ha pedido "más información" para los ciudadanos porque la imagen de las administraciones siempre "queda tocada" cuando hay un vertido.

Ha dicho que el convenio de obras hidráulicas es necesario y anunciado que los socialistas canarios van a pelear por todas las partidas "y más", pidiendo al Gobierno de Canarias que "se deje de excusas" y empiece a ejecutar obras.

David de la Hoz, del Grupo Nacionalista, ha comentado que en Canarias hay un "problema competencial" pero también de financiación, pues hay pendientes de licitación 73 obras hidráulicas, de las que el 80% están relacionadas con saneamiento y depuración.

Ha apuntado que el modelo centralizado de depuración está "fracasado" porque gasta mucha energía y recursos, de ahí que demande que cada núcleo de población tenga su propia estructura de depuración. "Hay que ver los problemas con otras gafas", ha subrayado.