Los resultados del primer año de investigación, enmarcados en el convenio anterior, posibilitan hacer un diagnóstico de la situación de los menores extranjeros solos en la calle a través de la cuantificación de estos adolescentes, "pese a su gran movilidad, e identificar sus diferentes perfiles y dinámicas sistémicas", han indicado desde la UMA.

A través de un equipo de profesionales, compuesto por educadoras sociales y psicólogas que trabajan en el terreno, se ha recogido información para responder a los objetivos de la investigación a través de la realización de actividades educativas de prevención a la criminalidad y fomento de un estilo de vida pro-social, han apuntado en un comunicado.

La profesora de la UMA Elisa García España, directora del Observatorio Criminológico del Sistema Penal ante la Inmigración y subdirectora del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología es la investigadora principal de este proyecto.

A través del trabajo de este equipo se ha conseguido que algunos menores se adhiriesen al recurso de alojamiento temporal para menores en Ceuta, o decidiesen volver con sus familias, abandonando la calle y los riesgos victimológicos y delictivos que ello conlleva, han destacado desde la UMA.

Otro logro del programa ha sido conseguir una mayor coordinación entre los agentes clave de la ciudad -policía, servicio de menores, fiscalía, servicio de libertad vigilada, las organizaciones no gubernamentales, etcétera- y mejoras en la forma de abordar la protección de estos menores.

Consulta aquí más noticias de Málaga.