Las bajas temperaturas mínimas son el motivo del aviso amarillo en trece provincias. Se trata de Ourense, Burgos, Valladolid, Segovia, Soria, Madrid, Ciudad Real, Albacete, Toledo, Zaragoza, Barcelona, Gerona y Lérida, donde las temperaturas podrán alcanzar -6 grados centígrados.

Además, Valladolid, Segovia y Ávila tendrán riesgo por nieblas engelantes, que permitirán una visibilidad reducida a 100 metros y los fenómenos costeros han motivado el aviso por riesgo importante en Gerona, donde se espera viento del norte y noroeste con intervalos de fuerza 8 y olas de 4 metros mar adentro.

En general, este sábado las temperaturas nocturnas serán significativamente bajas en ambas mesetas y en el interior del nordeste peninsular.

Sin embargo, seguirán predominando los cielos poco nubosos o despejados, excepto en las zonas con niebla y algunos intervalos nubosos en el Estrecho, Baleares y al final del día en el País Vasco y en el noroeste de Navarra. En Canarias se esperan intervalos de nubes altas.

También hay probabilidad de nieblas matinales en el valle del Duero, donde podrían ser engelantes, y en los valles del Tajo y Guadiana, donde podrían ser localmente persistentes, aunque tampoco se descartan en los valles del interior de Galicia y en las depresiones del nordeste peninsular. En Canarias se esperan posibles calimas.

En cuanto a las temperaturas, la AEMET espera que este sábado aumenten en el área mediterránea y en Aragón y que las heladas afecten a gran parte del interior peninsular, aunque las más intensas se producirán en ambas mesetas y en el interior del nordeste peninsular, y podrían ser fuertes en Pirineos.

El viento de componente este soplará en el Cantábrico, Estrecho y Canarias, del noroeste en el nordeste peninsular y Menorca, y de componente oeste en el resto del área mediterránea, con intervalos de fuerte en el Ampurdán y Pirineos. En el resto soplarán vientos flojos.

Consulta aquí más noticias de Ourense.