El suceso tuvo lugar sobre las 16.15 horas del martes, 1 de enero, cuando un agente del Grupo de Policía de Barrio fue requerido por unos ciudadanos en el barrio de San Lorenzo y le manifestaron que, momentos antes, mientras tomaban unas consumiciones en un bar cercano, un sujeto se les acercó cogiendo el teléfono móvil de uno de ellos.

La rápida reacción del propietario permitió recuperarlo, momento en el que el presunto descuidero sacó un cuchillo amenazándolo para que le entregase el teléfono. Debido a su inferioridad numérica, el supuesto agresor emprendió la huida a la carrera, perdiendo el arma durante el trayecto.

El funcionario policial actuante recuperó el cuchillo en una calle cercana y procedió a la identificación del denunciado por la víctima y sus acompañantes, el cual fue localizado en las inmediaciones.

Ciudadanos y trabajadores de locales ubicados en la zona manifestaron que este individuo intentó sustraer a otros clientes de los comercios, cogiendo el arma blanca intervenida en uno de los establecimientos.

Por lo anterior se procedió a la detención de un varón, nacional y de 39 años de edad por robo con violencia e intimidación.

Así mismo, a través de la coordinación habitual entre los funcionarios policiales, se comprobó que el detenido coincidía plenamente con la descripción facilitada por la víctima de otro robo con violencia, cometido sobre las 7.30 horas de la mañana del mismo día 1 de enero.

Consulta aquí más noticias de Murcia.