Un hombre de 41 años ha pasado a disposición judicial acusado de un delito de violencia de género tras apalear a su mujer delante de dos hijos menores y mantenerla encerrada durante doce horas.

Según ha adelantado el diario El Mundo, el arresto se produjo el pasado día 30 de diciembre por la tarde cuando los agentes fueron alertados de que se estaba produciendo una agresión por presunta violencia de género en la calle Raigras. La víctima sufre la fractura de un brazo, la rotura de varias costillas y una hemorragia interna.

Una patrulla de Policía Municipal en el distrito de Usera se personó en la zona y comprobó que una mujer de 44 años bajaba las escaleras llorando y con sus hijos, de 8 y 10 años.

Los agentes tratan de hablar con la víctima pero en esos instantes se encontraba en estado de 'shock', con heridas en las manos, en las piernas y en los labios, y no podía articular palabra.

Posteriormente y ya en el exterior de la vivienda, la mujer relató a los policías que había sido "brutalmente" agredida por un hombre, su actual pareja, que le golpeó con el palo de una escoba de aluminio y le propinó también patadas cuando estaba en el suelo.

También indicó que el arrestado comenzó a agredirla desde las 1 de la madrugada del pasado domingo y que la confinó en una habitación para evitar que saliera de la vivienda, algo que consiguió posteriormente junto con sus hijos en un descuido del agresor.

Por su parte, fuentes de Emergencias Madrid han señalado que el Samur-Protección Civil trasladó ese día a la mujer, que sufría diversos politraumatismos, al Hospital 12 de Octubre.

Consulta aquí más noticias de Madrid.