Torra centra su discurso de Fin de Año en la independencia y pide "sublevarse ante la injusticia" en 2019

El president, Quim Torra, ha pronunciado su mensaje navideño desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat.
El president, Quim Torra, ha pronunciado su mensaje navideño desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat.
Jordi Bedmar
Desde el salón Virgen de Montserrat del Palau de la Generalitat, el presidente de Cataluña, Quim Torra, ha pronunciado este domingo el discurso institucional con motivo de Fin de Año. Ha asegurado que el 2019 "debe servir para realizar el mandato democrático de libertad, para sublevarse ante la injusticia y para derribar los muros de la opresión".

Como era de prever, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha centrado su discurso institucional de Fin de Año en la independencia de Cataluña, los políticos catalanes en prisión y los "exiliados".

Grabado en el Palau de la Generalitat y emitido este domingo en la televisión autonómica catalana, el mensaje navideño del president ha arrancado con una breve introducción en la que se ha acordado de los enfermos, los pobres y los damnificados por las guerras o las catástrofes naturales.

Pronto, sin embargo, ha entrado en materia para recordar a los "presos y exiliados" por el procés, sin duda el eje central de su discurso: "Estos días también tenemos presente a aquellos que sufren la injusticia, que son encarcelados por defender mandatos democráticos de su pueblo, o que se han tenido que exiliar, lejos de casa, y que no pueden pasar las fiestas con sus familias y amigos".

"Su exilio y su prisión, son nuestro exilio y nuestra prisión; su libertad será nuestra libertad", ha subrayado.

Torra ha asegurado que el año 2018 deja "una situación política gravísima" y una "lucha constante para mantener la esperanza y la autoconfianza". Después de parafrasear a Robert Kennedy, ha dicho que el nuevo año tiene que servir "para realizar el mandato democrático de libertad, para sublevarse contra la injusticia y para hacer caer los muros de la opresión".

El president ha insistido en que "la gran mayoría de los catalanes" (un 80%, según ha detallado) coincide en tres puntos: el sentimiento republicano, no acepta "la represión penal para resolver cuestiones políticas y democráticas", y quiere ejercer el derecho de autodeterminación.

Pide una mediación internacional

A lo largo de su discurso Torra ha asegurado que no dejará de "insistir en el diálogo y la negociación", aunque con la "necesaria mediación internacional". Y ha pedido al Gobierno que tenga la voluntad "de encarar un diálogo sincero, creíble y valiente para una solución democrática y política".

Además, ha abogado por "aislar y denunciar a la extrema derecha y al fascismo, como hacen todas las democracias europeas".

De nuevo, Torra ha vuelto a mencionar a "presos y exiliados", recordando que pronto comenzará el juicio que debe ser "el altavoz más potente" de aquellos que "llevan más de un año viviendo encarcelados preventivamente" o "bajo la amenaza de una represión inaceptable".

Según ha detallado, el 80% de catalanes también coincide en que esos políticos en prisión "son inocentes" y deben "volver a casa".

Por otra parte, Torra ha adelantado que en su primer Consejo Ejecutivo del año pondrá en marcha "la tramitación legislativa que tendrá que dar efectividad a las leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional".

"Tenemos un país por construir todos juntos en el que cabemos todos. Regalémonos la gran oportunidad de hacerlo posible", ha proclamado Torra, que ha terminado su discurso pidiendo a los catalanes que estén "preparados" para "el año de la libertad" que ya "se acerca".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento