Karlos Arguiñano, en 'El hormiguero'.
Karlos Arguiñano, en 'El hormiguero'. ANTENA 3

El hormiguero se despidió de 2018 con un invitado muy especial, Karlos Arguiñano. El cocinero visitó el programa este jueves para presentar su nuevo libro, 1000 recetas de oro, donde ha expuesto los mejores platos de su trayectoria gastronómica, seleccionados entre más de 10.000 recetas. Pero a Pablo Motos lo que más le impresionó fue que "este no es un libro que no solo sirve para cocinar, sino también para hacer gimnasia, porque pesa dos kilos y medio", comentó el presentador.

En El hormiguero tiraron de hemeroteca y recordaron a muchos de los espectadores del programa que en el año 1993 Karlos Arguiñano recibió un 'TP de Oro' y el premio al hombre más sexy de la televisión: "No me quiero ni ver. ¿El hombre más sexy de la tele? Me dieron el premio por el delantal", comentó entre risas. "Cuando empecé en Televisión Española, allá por 1990, pensaba que estaría tres o cuatro meses en televisión, que sería cuando pensaba que se me terminarían las casi 400 recetas que tenía, pero no ha habido manera de acabar", añadió sonriendo.

"Ya tengo 70 años, de los cuales, 50 los he pasado tras los fogones y 30 de ellos, en televisión", rememoró el vasco, que recomendó a los espectadores del programa de Antena 3 que "hay que comer de cuchara. La familia que coma de cuchara va a comer muy sano, muy rico y muy barato". Además, para ayudar a equilibrar esa dieta sana, recordó que en 1000 recetas de oro "hay de todo, ensaladas, entrantes de todo tipo, sopas, mariscos y postres que hago con mi hermana Eva".

Pero uno de los momentos más espectaculares de la noche fue cuando invitaron al plató a Fabián Marcel, que llegó desde Málaga para mostrar sus obras de arte. El artista contó cómo se había aficionado a la pintura tras un accidente de pequeño y mostró su habilidad para realizar cuadros con las manos en menos de 30 segundos, dejando con la boca abierta a Arguiñano, el público y a los espectadores en sus casas.