Imagen de un coche de la policía marroquí
Imagen de un coche de la policía marroquí. Sûreté Nationale

La policía marroquí ha detenido este martes a a los tres sospechosos por el asesinato de este lunes en la región del Alto Atlas marroquí de dosturistas escandinavas, que fueron degolladas dentro de su tienda de campaña, según ha recogido el medio marroquí chouftv.ma.

En la investigación han participado los efectivos de la policía nacional, la Gendarmería Real y del Buró central de investigación judicial (BCIJ, órgano de élite que interviene en casos de narcotráfico internacional, terrorismo y crímenes de alto riesgo). El BCIJ explicó que el primer detenido, que es el principal sospechoso, procede de la ciudad de Marrakech, a unos 60 kilómetros de Imlil, lugar del suceso.

Las dos turistas, procedentes de Noruega y Dinamarca, fueron encontradas en su tienda de campaña asesinadas en una zona montañosa aislada y no vigilada a unos 10 kilómetros de Imlil, en dirección del monte Tubkal, una cumbre muy visitada por montañeros durante todo el año. Un testigo aseguró a Efe por teléfono que una de las turistas había sido decapitada, pero la versión oficial señaló solo que habían recibido heridas de arma blanca en el cuello.

Testigos locales aseguraron a Efe que las cámaras de vigilancia de un albergue en la zona detectaron a tres personas que bajaban supuestamente del lugar del crimen el lunes a las tres de la madrugada, y esas imágenes fueron determinantes para capturar al primer sospechoso. Además, en la tienda de campaña de las víctimas se encontró el documento de identidad de uno de los agresores.

Marruecos suspende viajes a la zona

Las autoridades marroquíes han suspendido hasta nueva orden los ascensos al monte Tubkal, la cumbre de la cadena del Atlas (4.167 metros) tras el asesinato.

Según dijeron a Efe varias fuentes contactadas por teléfono desde Rabat, la policía prohibió ya desde este lunes los ascensos al Tubkal, y no se conoce cuándo se levantará la prohibición, mientras que numerosos agentes trabajan en el valle tratando de dilucidar los hechos.

Las fuentes locales señalaron que el suceso ha asustado a numerosos turistas presentes en la región para practicar el montañismo, y que han abandonado la zona sin completar su viaje. En la región, es precisamente el montañismo el único sustento de muchas familias: el ascenso al Tubkal y las montañas cercanas es el medio de vida de alberguistas, guías, dueños de mulas y porteadores, además de pequeños comerciantes.

La práctica del montañismo es en general muy segura en Marruecos y sucesos como el del Tubkal son inéditos en el país.