Torra en el pleno del Parlament.
Torra en el pleno del Parlament. EP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reprochado este lunes al Estado que "se queda" fondos europeos para gestionar la migración y solo invierte 2 millones de euros en Cataluña para acoger a los menores extranjeros no acompañados (Mena).

Según el presidente, la partida del Estado para esos menores asciende a 38 millones y Cataluña recibe 2 pese a ser la segunda comunidad con más menores en esta situación, ha explicado durante el pleno monográfico del Parlament sobre protección de la infancia.

Ha subrayado que en 2015 Cataluña acogió a 377 menores en esta situación y en 2018 se prevé que hayan llegado 3.800: "Se han multiplicado por 10, un hecho que nos pone a prueba a todos como país. El Estado tampoco nos lo ha puesto fácil. No tiene sentido que el Estado reciba dinero de Europa y se lo quede".

Torra ha argumentado que ese dinero se destina sobre todo a quien les recibe en primera instancia -al lugar de llegada-, mientras que la atención y el acompañamiento se hace en comunidades como Catalunya.

Hace referencia al fondo de 38 millones que creó el Gobierno central para ayudar a las comunidades a acoger menores extranjeros, y que el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, consideró una "broma de mal gusto" porque se destinaron 25,5 millones a Andalucía (que acoge a 5.800 menores) pero 2 a Catalunya (que tutela a más 3.000 Mena).

"Pese a ello, no hemos dejado a ningún menor por atender. Estamos abriendo un centro de menores cada semana, cuando antes se hacía en meses. Creo que es mérito de todos", y ha añadido que el Govern hizo de esta emergencia social una de sus prioridades.

Pese a ello, ha recordado que las migraciones no se paran porque "el endurecimiento de las políticas en otros países" ha derivado el flujo migratorio hacia España, por lo que ha pedido al resto de grupos del hemiciclo aportaciones propositivas para abordar la situación.

Una de ellas es el plan piloto con que trabaja la Generalitat para acompañar a esos menores también en la vertiente formativa que ayudará a su inserción laboral y que los acompañará más allá de los 18 años.

"El sistema debe protegerlos, no discrimina, continúa el acompañamiento y no deja a ninguno desatendido ni desamparado. Les acompaña también cuando cumplen la mayoría de edad", ha defendido.

Familias de acogida

También ha destacado que en Cataluña hay más de 700 familias que acogen a menores tutelados que no pertenecen a su familia, evitando así que estén en centros de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia de la Generalitat (Dgaia).

Estas medidas forman parte de las políticas de protección, ampara y tutela, que Torra ha explicado que son las últimas medidas que adopta el Govern, ya que su ejecutivo plantea la atención a la infancia desde una visión integral entre departamentos y políticas sociales, y de forma preventiva.

Ha destacado los esfuerzos y la coordinación de todas las consellerias para atender a los menores -poniendo el foco en los más vulnerables-, que "no deben ser objetos de protección, sino sujetos de derecho".

Torra es consciente de que hay margen de mejora, pero ha insistido en que los problemas de la infancia están en las agendas de todos los gobiernos del mundo y también en la de sus consellers, "como lo estaba en las tareas del presidente Puigdemont y de los consellers encarcelados y en el exilio interrumpida por un Estado vengativo".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.