La organización sindical CSI ha advertido este viernes de una serie de decisiones de la Dirección de la Empresa Municipal de Agua de Gijón (EMA)que, según este sindicato pueden constituir un incumplimiento grave de las normas de prevención de riesgos laborales que.

De no subsanarse, podría conllevar una sanción de 2.046 a 40.985 euros para la EMA, han alertado, para recalcar después que es la misma cantidad que aproximadamente pagó la empresa por obtener el sello internacional de seguridad y salud "del que alardea", han apostillado.

Entre otras cosas, han explicado que el pasado 6 de marzo se le adjudicó a Cualtis, S.L.U., el contrato de Asistencia Técnica y Consultoría para la implantación de un sistema según OHSAS 18001 integrado con el sistema de gestión en la EMA, por un precio de

42.375 euros y un plazo de ejecución de 15 meses.

Esto supuso que se le facilitó un puesto de trabajo en las oficinas centrales de la EMA a una persona pagada por la empresa adjudicataria.

Asimismo, en septiembre de 2017, la Dirección de la EMA tomó la decisión "unilateral" -la ley se lo permite-, de atribuirle a la mutua Ibertumutuamur (de los mismos propietarios que Cualtis) la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal de los 160 trabajadores de la EMA.

De esta forma, pagando 42.375 euros, supuestamente la EMA consiguió el sello internacional de calidad, "a base de papeleo", según la CSI. Mientras tanto, la plantilla de la EMA sigue trabajando "bajo unas condiciones lamentables en materia de seguridad y salud, sobre todo, en las depuradoras", se han quejado.

Desde la CSI, a la vista de lo anteriormente expuesto, presentó varias denuncias ante la Inspección de trabajo y seguridad social. Algunas están pendientes de ser tramitadas por la inspectora competente y otras ya se han ido resolviendo.

Como ejemplo, el pasado 10 de septiembre, la inspectora de trabajo visitó la estación de pretratamiento de aguas residuales de El Pisón con el fin de vigilar el cumplimiento de las normas en materia de prevención de riesgos laborales.

La visita concluyó con un informe de 27 de noviembre de 2018 en el que se constata la presencia en el centro de trabajo de ácido sulfhídrico (extremadamente inflamable y muy tóxico por inhalación), se refieren factores de riesgo psicosociales además del trabajo en solitario (turnicidad y nocturnidad) y se comprueba que la empresa no cuenta con un protocolo que defina un procedimiento de avisos y comprobaciones periódicas con un tercero.

Por todo ello, se requirió a la empresa para que, de inmediato, adopte las medidas adecuadas en orden a garantizar la seguridad y salud de los trabajadores que prestan servicios en solitario.

Consulta aquí más noticias de Asturias.